Alguien cercano a mí sufre la muerte de un familia

Alguien cercano a mí sufre la muerte de un familia
Puntúa este post

Lejos de que esto esté afectando a vuestra relación, ten en cuenta que nadie que se siente derrumbado por la pérdida de un ser querido deja una relación en la que ama a otra persona y en la que puede ser ayudado por ella; el dejar una relación, tras la muerte de una persona, significa que esa relación no te llenaba y la excusa para dejar la relación es perfecta.

Eso hasta ahí hablando de relación de pareja.

Producto disponible en Amazon.es

En cuanto a la muerte en sí, y su estado de duelo, decirte únicamente que la apoyes, pero no hablando de que ‘ya se le pasará’ o historias parecidas. Lo que ahora mismo necesita es que su dolor traspase y le haga madurar, por lo que será bueno que hable del tema, que llore; no asistas o potencies su dramatismo, simplemente sé un hombro sobre el cual llorar, no llores con ella.

Quiero decir con esto, QUE NO TE VEA DÉBIL, o asustado, sólo porque ella llora. Las personas lloramos al lado de personas que sabemos que nos comprenden y que tienen entereza para irnos sacando del agujero, no al lado de gente que se une a llorar con nosotros y no nos ofrecen ninguna salida. Queremos personas fuertes a nuestro lado, y tú ahora debes ser así. La apoyas y la escuchas, de forma firme, cediendo a su dolor de vez en cuando, y haciéndole recapacitar cuando se exceda en su dramatismo: haciéndole ver que sólo el tiempo cura lo que acaba de sufrir, y que se dé ciertos tiempos de ‘traspase’ del dolor al día, sin ocupar todas las horas en la misma tarea.

loading...

Es lo mismo que aplicamos en el tema de un duelo emocional por la ruptura de una pareja que, a fin de cuentas, viene a ser el mismo dilema humano: una persona que ya no está con nosotros. Por ello, es necesario que cada día nos apliquemos una cierta dosis de ‘traspase’ del dolor, pero otra gran parte del día estar ocupado, hacer bastantes tareas, oxigenarse hablando con gente sobre unos y otros temas y, en ocasiones, del tema en cuestión.

Da aire al duelo, un tiempo cada día; el otro tiempo debe ser para su vida, no para la muerte de la otra persona.

De esta forma, el dolor irá remitiendo, el número de lágrimas que caen al suelo será cada vez menor, y llegará un día en el que ella habrá madurado y todo formará parte del recuerdo.

Producto disponible en Amazon.es

Deja un comentario