¿Qué buscan las mujeres en una relación?

¿Qué buscan las mujeres en una relación?
Puntúa este post

Las mujeres buscamos un compañero, no un gañan que nos patrocine y nos pague las fantas.

Ahora bien, es cierto que cuando conoces a alguien y te gusta no te planteas si tiene X o Y cualidades y muchas veces, el calentón del momento, la emoción, el feeling inicial o lo romántico de una situación hace que te embarques en lo que podría ser el comienzo de una relación. No obstante, también es cierto que a medida que esa relación avanza y puede convertirse en algo más que un simple rollo es preciso que ese hombre nos llene y que tenga ciertas cualidades.

Producto disponible en Amazon.es

Nadie quiere salir con un vago

A las mujeres nos gustan los hombres trabajadores y que triunfan en su trabajo. Hombres seguros y con disciplina, capaces de sacar adelante sus proyectos. Hombres que se valoren y que sean valorados. Por suerte ahora mismo ni queremos ni necesitamos un patrocinador, pero eso no quita que nosotras no queramos un eterno mantenido a nuestro lado. Y aquí vienen consideraciones como… lo que os importa es el dinero y pegaros la vida padre. No, no os equivoquéis no aspiramos ni necesitamos salir con Onassis, ni siquiera se trata de pasta, se trata de un hombre trabajador y capaz de sacarse las castañas del fuego.

Nadie quiere salir con un guarro

Esta cuestión parece que os suscita problemas… os explico. Higiene personal e higiene bucal son requisitos indispensables en cualquier relación. Si. A cualquier mujer que le preguntes te dirá que en una de las cosas que se fija de un tío es en la boca. Nos gustan los hombres aseados, no necesitamos que se depilen más que nosotras ni que vayan a rayos uva o llenen el baño de potingues… ahora bien, unos mínimos. Y es que, aunque no todas aspiramos a salir con un metrosexual de gimnasio como comprenderéis tampoco nuestro ideal de pareja es el de “la Sole y el mechero”. Y si, comprendemos que al volver de hacer deporte o de trabajar podáis estar sudados, y que no sois espíritus puros, pero también comprendemos que hay una ducha magnifica por la que podéis pasar antes de cenar, por ejemplo.

loading...

Nadie quiere salir con un prepotente

Porque una cosa es tener autoestima y estar seguro de uno mismo (que eso evidentemente es un punto a tu favor) y otra ser un prepotente, sin educación y lleno de complejos. Porque en el fondo el prepotente es un inseguro, que tiene que demostrar su valía ante los demás con malas caras, malos detalles y continuos desplantes. A las mujeres definitivamente no nos gusta una persona que monta constantes números con la intención de quedar por encima. A las mujeres nos gustan los hombres seguros y capaces, pero jamás pensamos que alguien es más seguro porque le monte un numerito al camarero porque haya derramado un poco de café.

Nadie quiere salir con un maleducado

Porque una cosa es ser natural y otra ser un maleducado. A las mujeres nos gustan los hombres que saben estar, que saben comportarse en distintas situaciones y que entienden que no es lo mismo salir de copas con los colegas que ir a una boda o a una comida de empresa. A las mujeres nos gustan los hombres que saben comportarse en una mesa, que te dejan pasar o te abren la puerta. Y no, no es preciso que seas un cursi y que te comportes como recién sacado de una película de época, pero unos mínimos se agradecen… Y es que, creo que no sois conscientes de hasta qué punto ciertos detalles nos influyen, pero os aseguro que si una mujer pasa vergüenza ajena una de las primeras veces que sale con un hombre porque considera que actúa como un pueblerino o que está fuera de lugar, difícilmente volverá a salir con él.

Nadie quiere salir con un infiel

Parece algo obvio, lo sé… pero no lo es tanto. A las mujeres si nos gusta percibir a nuestra pareja como atractivo, nos gusta y nos enorgullece que sepa tratar a las mujeres y que se sepa relacionar, no queremos un muermo, inicialmente no os voy a engañar preferimos a alguien bien valorado en el mercado (sí, suena fatal). Ahora bien, las mujeres no queremos salir con un revoloteador, no. Aún menos queremos salir con alguien que para subir su autoestima necesite constantemente estar rodeado de grupies. Las mujeres queremos estabilidad, y buscamos seguridad y alguien que nos lo transmita. La infidelidad es el fin de una relación, porque te pondrán perdonar unos cuernos o un escarceo, pero a partir de ese momento la duda campará a sus anchas hasta que termine por cargarse la relación. Y de ahí vienen frases como ‘yo perdono pero no olvido’. Y es que no queremos ser una más, si no la única.

Nadie quiere salir con un blando

Porque nos gustan la sensibilidad y los detalles, pero no queremos salir con el oso mimosín. Los mimosines cansan, los lloricas saturan y los hombres blandos o débiles no nos gustan. Definitivamente no, una mujer segura y con valía no quiere ser la madre de su pareja. La mayoría de las mujeres cuando buscamos un hombre a largo plazo queremos encontrar a quien será el padre de nuestros hijos, y alguien que se comporta como un niño pequeño que llora cuando las cosas no salen como él quiere y a quien constantemente hay que solucionarle sus problemas no sería un buen padre. Las mujeres queremos alguien en quien podamos apoyarnos, alguien con criterio y con quien compartir, no a quien sacar adelante.

Nadie quiere salir con un histérico

Y es que quien tiene un carácter recio y las ideas claras no es un tirano que siempre quiere salirse con la suya. No nos gusta que nos griten ni que nos impongan, no nos gustan los hombres con quien no se puede razonar. No nos gustan los hombres que no saben controlar su genio o su frustración, porque eso no es fortaleza, si no debilidad y falta de control. Nos gustan los hombres con ideas claras, nos gustan los hombres con carácter pero también aquellos que son capaces de hacer autoexamen y dar su brazo a torcer cuando están equivocados.

Nadie quiere salir con un dependiente

Porque termina asfixiando. Y si bien las mujeres queremos ser una prioridad, no queremos ser la única prioridad. Resulta bastante agobiante sentir que la vida de tu novio gira en torno a ti. Que eres su única amiga, su único apoyo, y la única razón que tiene para levantarse por las mañanas. Eso en las películas puede ser muy romántico, pero en la realidad ahoga y cansa. Nadie quiere tener a su lado a una persona que no es autosuficiente.

Producto disponible en Amazon.es

Nadie quiere salir con un egoista

Y es que tener la sensación de que tú cedes siempre agota a cualquiera. Una relación con un hombre que se cree el centro del universo, que piensa que sus deseos son órdenes y que pretende salirse con la suya por sistema, y que él es la prioridad en la relación resulta poco gratificante. Nos gustan los hombres generosos; y no, no se trata de dinero ni de regalos, se trata de generosidad con tu tiempo, con tus cosas o incluso con tus inquietudes o conocimientos. La idea es compartir, pero no vale eso de ‘lo mío para mí y lo de los demás a medias’.

Y es que, todo esto puede resultar bastante obvio, ya que en el fondo son cualidades que cualquier persona buscaría en su pareja. Y si, el texto está escrito en negativo y llevado al extremo. Y no, no se trata de ser perfecto, ni de exigir perfección. Todo el mundo tiene defectos y virtudes. Ahora bien, los defectos se pulen y hay que ser conscientes de que el éxito de una relación va a tener mucho que ver con las ganas que le pongas y con tu afán por superarte. Porque no, a las mujeres no nos vale eso de ‘yo soy así’. Conforme estás más tiempo con alguien y se pierde la chispa inicial, ambos tendremos que fomentar aquellas virtudes que nos hacen valiosos como personas, porque al fin y al cabo, la relación es convivencia, y se convive mejor con alguien que lucha y se supera y trata de ser mejor.

Producto disponible en Amazon.es

Deja un comentario