Compromiso a ver a un amigo de la infancia

Compromiso a ver a un amigo de la infancia
Puntúa este post

últimamente no se lo he estado cogiendo pero me parece un poco feo hacer eso.

‘Oye tío, que me han salido dos curros, uno en casa y el otro en la empresa de un amigo, y voy a estar pilladísimo de tiempo… deja que te llame yo que me sabe fatal decirte que no puedo, que parecemos novios regañados, ¿vale?’

Producto disponible en Amazon.es

Y ya está. No vuelves a llamar. Si te llama de nuevo no lo coges. Pero al menos que sepa que vas a estar fatal de tiempo. Aquí es que tampoco cabe la sinceridad, macho. Porque el chaval, que va con su buena intención de ser tu colega, tampoco vas a decirle ‘me parece feo que vayas pegando por ahí a la gente y no creo que seamos parecidos’. Ojo, no porque esté bien decirle algo así, sino porque apenas le conoces y la carga emocional que eso supone no merece la pena. Puf, qué estrés, sentirte en la responsabilidad de cantarle las cuarenta… pero si no sabes casi ni quién es.

Quita quita…

loading...

Otra cosa es que fuera tu amigo y le pudieras ayudar con una charla, pero no te desgastes ni te enfrentes a él dándole explicaciones reales. Nada, que estás muy liado, que ya hablaréis en cuanto te liberen de los marrones que te han colado.

Y punto.

No te sientas tan comprometido con alguien que llega a bote pronto. Ya habrá ocasión de serlo con personas más importantes en tu vida.

Producto disponible en Amazon.es

Deja un comentario