¿Cuánto me quieres?

¿Cuánto me quieres?
Puntúa este post

El amor no se puede medir, para desgracias de muchos que sólo buscan MEDIR cosas, porque es la única forma de asegurarse el futuro, el cariño, la longevidad en su relación, etc.

A este respecto, la gente que no para de buscar técnicas para enamorar a una persona, o buscar estrategias para mantenerla enamorada, es alguien inseguro, que no sabe vivir sin su pareja y, por supuesto, no concibe (y cuando decimos no concibe es que es INCAPAZ DE IMAGINAR) la vida sin ella.

Producto disponible en Amazon.es

Un hombre o mujer de este tipo, que mide, cuantifica y busca pólizas de seguros a través de respuestas propias de pastelones de Hollywood, es el típico/a al que será rechazado una, otra, y otra vez.

Recordad: el comportamiento de tu pareja es el fiel reflejo de tu actitud hacia ella. Si tras varias relaciones el comportamiento de tus ex parejas ha sido coincidente… ¿no será que lo estás haciendo mal?

loading...

Por ello, preguntarle a alguien ‘cuánto te quiere’, sólo habla de debilidad, de la necesidad de cuantificar, medir, controlar, auditar y supervisar cada cosa que pasa en tu vida. Es una forma de hacer ver a una persona que sólo te preocupa ese soporte, que sin esa pata del banco te caes al suelo, que no sabes vivir sin su apoyo, y que gastas demasiada energía en él, cuando tu chico lo que quiere es una mujer que viva su vida, ya que es algo que te hace atractiva al 100 por cien.

Y no, no se trata de ser un cabrón o despiadado con tu pareja. Curiosamente, la gente confunde hacer vida propia a ser un cabrón. Como ejemplo, una mujer no quiere un hombre que la trate mal, sino un hombre que SE trate bien. En ese sentido, un hombre que pregunta ¿cuánto me quieres? es que se siente inferior a esa mujer, necesita tener su aprobación, su autoestima se encuentra dañada, con toda seguridad…

… y esa persona no es válida para nadie.

Producto disponible en Amazon.es

Deja un comentario