¿Debo ser más malo para atraer a quien me gusta?

¿Debo ser más malo para atraer a quien me gusta?
Puntúa este post

En ningún sitio de la web verás que debamos dejar de ser como somos. Aparentar cosas. Estudiar frases para decirlas en momentos puntuales. Cambiar nuestro look. Volverse más serio. Intentar ser más divertido. Ser ‘arrogante con chispa’. Nah… en ningún sitio de la web verás que te digamos ‘para conseguir esto compórtate de esta forma’.

Lo que sí podréis encontrar en la página son artículos para PULIR ERRORES. Es decir, si tu actitud ante una mujer que acabas de conocer es estar muy atento, abrirle la puerta del coche al llegar a un sitio, retirarle la silla al llegar al restaurante y hacer cosas QUE NO HARÍAS CON UN AMIGO, por ejemplo, entonces todos esos errores en los que ellas ven que cambias PARA ellas, todos esos errores hay que eliminarlos y las lecturas te hacen ver por dónde no ir y por dónde sí ir.

Producto disponible en Amazon.es

Ahora bien, en tu caso, eres un chaval ‘buenazo’ (que ellos o ellas quieren verlo así) y tú eres un tío que pareces un protector. Te gusta proteger a la gente, eres la típica persona que va en el vagón del metro y anda pensando en cómo reaccionaría en caso de que el tren descarrilara para salvar a la gente. Vives para eso, es tu rol, y así desarrollarás tu trabajo y tus relaciones.

La verdad, no sé por qué quieres cambiar eso. Porque… ¿para qué o quién sería? ¿Para que otra persona SÍ TE APRUEBE bajo su punto de vista? Yo un día comprendí que la opinión de la gente sobre mí sólo me valdría dependiendo de cómo fuese la persona. Es decir, es posible que uno salga de noche y dé con la típica tía de barrio, con dos buenas tetas y un buen culo, pero demasiado burda e ignorante, y en este encuentro ella nos suelte: ‘quita de mi vista, baboso’, porque su rol de ‘estoy como un pan, y tú no me vales’ es el que tiene que desempeñar.

loading...

Y, como digo, el dar con este ejemplar de la fauna ibérica y eso nos haga pensar sobre nosotros, es para hacérselo mirar. Porque la opinión de la gente sobre nosotros debe influirnos dependiendo de cómo es el personaje. Y si a mi un catedrático de 60 años me dice: ‘pero qué memo y qué inmaduro eres’, coño, pues voy a tener que hacer algo para remediarlo. Pero si una barriobajerilla me dice lo mismo… no le doy la más mínima importancia.

Por tanto, evalúa de dónde vienen las opiniones de ti, de a quién le gustas y a quién no. No todos los guapos y megaestupendos gustan a todas las mujeres, y eso no significa que un tío no sea cojonudo, sino que para gustos los colores.

Y tú gustarás a la persona que te sepa apreciar, y no tendrás que gustar a todas, por cojones. Y si intentas gustar a todas, ¿sabes en lo que te convertirás? En un producto de la sociedad, que tiene que cambiar su envoltorio y su contenido cada dos por tres, en un afán desgastante que le llevará a ningún sitio. ES HUMANA y FÍSICAMENTE IMPOSIBLE GUSTAR A TODO EL MUNDO.

Producto disponible en Amazon.es

Deja un comentario