¿Declararse a una persona da buenos resultados?

¿Declararse a una persona da buenos resultados?
Puntúa este post

Si habéis estado alguna vez en esta tesitura, la de formalizar una declaración de amor, habréis notado cómo la persona tuerce el gesto, mira hacia un lado y dice algo así como ‘bueno… la verdad es que… prefiero que seamos amigos’, o ‘no sé si siento lo mismo que tú’ o ‘no me gustaría que se estropeara esta amistad que tenemos si de repente empezamos una relación.’

Lo cierto es que a cualquier SER HUMANO que quiera estar con otra persona, no le importa en absoluto la ‘amistad’, si dicha amistad es canjeable por una relación con más matices, comenzando por lo erótico, por ejemplo. O sea, que si a una persona le gusta alguien, pasa de ser su amigo y lo que quiere es ser su pareja, y echar polvos e irse de vacaciones con él.

Producto disponible en Amazon.es

Sin más.

Por ello, si uno se declara a una persona y ésta responde con una negativa, esto refleja a la perfección el perfil que hemos desarrollado. Es decir, la actitud de esa persona es el fiel reflejo de nuestro comportamiento hacia ella: si ella denota debilidad, responderá con una negativa.

loading...

Y es que una declaración de amor denota dos cosas:

1. Dependencia: si alguien está tan enamorado que pasa tardes y tardes idealizando a la persona de la que está colgado, y cuando ya está hartísimo de darle vueltas a la cabeza dice ‘de hoy no pasa’ y va y se declara (pensando que eso iba a funcionar de alguna manera) lo único que demuestra es que NO ES FELIZ SIN EL OBJETO DE SU DESEO. O sea, que en el caso de un hombre que le da vueltas a la cabeza, comiéndose el tarro a tope por una chica, demuestra que no es feliz haciendo su vida, sino que desea tener cerca a la chica para, entonces, respirar a gusto, y

2. Miedo: este segundo factor es aún más notable. Una persona que dice ‘te amo, jamás pensé que diría esto pero no paro de pensar en ti, te amo con todas mis fuerzas’, lo único que espera es que la persona a la que se declara se quede totalmente pasmada, sufra casi un desmayo y diga ‘oh, dios mío, yo también siento lo mismo, ámame para siempre’, y entonces, en este caso un hombre, coja a su amada entre los brazos, y la bese apasionadamente y a los pocos días planifiquen su boda.

Es decir, declararse es espera que la otra persona LE DÉ PIE PARA QUE ÉL ATAQUE. Algo así como tocar con cuidado una plancha, para saber si quema, o llamar a la puerta y que le digan ‘pase usted’… lo cual es una actitud muy cobarde, que jamás es del agrado de la persona a la que se tienta. Es más, una persona puede sentirse atraída por alguien, pero en cuanto ésta vaya con caricias, y con meloseos varios, alargando el contacto SÓLO POR MIEDO PARA QUE ELLA NO REACCIONE MAL, cortará ese momento de acercamiento. Porque lo que realmente una persona percibe como ACTITUD VALIENTE, no es ir comprobando que la plancha no queme, sino arrojarse de lleno al fuego, y darlo todo en ese momento.

En definitiva, declararse habla del miedo de la persona que está percibiendo algo de desequilibrio y quiere afianzar la relación. Y basta que esa persona intente eliminar ese miedo con una declaración o un ‘¿y si empezamos a salir en serio y nos queremos y todo eso?’ para que la otra persona huela la dependencia y huya cuanto antes.

Producto disponible en Amazon.es

Producto disponible en Amazon.es

Deja un comentario