Dejo todo para última hora

Dejo todo para última hora
Puntúa este post

Al parecer, estás DESMOTIVADO.

El fiel reflejo de ello es tu actitud de PROCRASTINACIÓN, que no es otra cosa que el nefasto arte (a veces sublime) de postergar tareas, hasta que apenas queda tiempo para terminarlas. De hecho, te habrás visto con cosas por hacer, sentarte en tu escritorio y, una vez deberías haber empezado con ellas, sorprenderte a ti mismo eliminando correos basura, organizando una carpeta de fotos o cualquier otra tarea que en absoluto tuviera que ver con lo que realmente debes hacer.

Producto disponible en Amazon.es

Si bien la procrastinación habla de un presente que no encaja contigo, también es cierto que debes trabajar en una línea que te permita crear otros entornos para, a su vez, crear nuevos trabajos. Es decir, mantenerte trabajando en algo que te motiva pero que puede ser tedioso de sostener, con el fin de abrir nuevos espacios, nuevas oportunidades, y estar preparado ante ellas.

Lo primero que debes hacer es tener un objetivo que puedas cumplir por ti mismo, por ejemplo, independizarte. No puedes tener objetivos de formar una familia, porque esos son objetivos que no dependen de ti y pueden crearte mucha insatisfacción en tanto en cuanto no te relaciones sentimentalmente con, en tu caso, una mujer con la que después casarte, tener hijos…

loading...

Por tanto, lo que debes hacer es centrarte en comenzar por la imagen que deberías dar si tuvieras una vida autodependiente y atractiva, la cual te condujera a una relación. Para ello, independizarse es la forma más rápida y efectiva de decir ‘yo puedo hacerlo’, ya sea tema de trabajo, proyectos, viajes… Lo esencial ahora es no depender de tus padres, y someterte a esa ligera pero vital presión de tener que ‘sacarte las castañas del fuego’. De tener que trabajar para pagar tu piso.

No se trata de que yo quiera introducirte un perfil de ciudadano modelo en la cabeza, sino que debes INDEPENDIZARTE PARA SER TÚ. Seguramente, la comodidad que encuentras en tu casa de siempre favorece la carencia de movimiento, y solamente cuando estés solo comenzarás a conocerte de verdad. Sabrás por qué reaccionas a unas cosas, o a otras, por qué siempre te gustó más dormir de una forma, o comprar a ciertas horas entre semana. Estar solo significa conocerte en cada una de tus acciones, en cada una de tus proyecciones y pensamientos, lo cual permite ‘sacar’ lo que hay dentro de ti, que ello se manifiesta, QUE TE EXPRESES (objetivo de ) TAL Y COMO ERES y, de esta forma, comiences a ir por donde debes ir. Comiences a estudiar o a desarrollar eso que siempre quisiste hacer, por estúpido o sin sustancia que parezca.

La independencia te da mucho más que libertad para subir gente a tu casa: te da LIBERTAD PARA EXPRESARTE Y SABER QUIEN ERES. Desde ahí, debes empezar a romper viejos moldes, antiguos patrones que aprehendiste desde pequeño de cómo debes comportarte, con quién debes socializar o a qué hora te tienes que duchar. La independencia te permitirá conocer y elegir el camino que debes seguir, y sólo ese conocimiento interior te permitirá acabar con esa procrastinación molesta que te hace bostezar y lagrimear a todas horas, perdiendo un tiempo que podrías invertir en ser feliz.

Los pasos no se dan solos, los debes dar tú. El momento para hacerlo ya lo tienes, el espacio lo tienes prácticamente conseguido y la decisión debes tomarla… cuanto antes.

Espero que sigas dando pasos pequeños, que avances hasta los de gigante, y pronto vengas por aquí con muy buenas noticias sobre tus progresos.

Producto disponible en Amazon.es

Producto disponible en Amazon.es

Deja un comentario