El enamoramiento

El enamoramiento
Puntúa este post

Desde hace siglos, el ser humano ha intentado desvelar el misterio que esconde el enamoramiento, comprender su significado. Dos desconocidos al enamorarse, se vuelven indispensables el uno para el otro, como un hijo para sus padres, es un fenómeno realmente desconcertante. El amor, es quizás, la causa principal de sufrimiento en el mundo, y a la vez, una experiencia que puede hacer a un hombre inmensamente feliz. A algunos, les lleva a un paraíso, a otros, a un infierno muy doloroso. ¿Es un estado transitorio de la mente, con tan sólo un fin reproductor ideado por la naturaleza? Muchos campos de estudio defienden esa teoría. Lo cierto, es que el enamoramiento a veces existe fuera del í¡mbito de la reproducción. La gente se enamora de personas que distan mucho de la creación de una pareja reproductora. Tenemos el ejemplo de las parejas homosexuales.

Pocos se percatan del verdadero significado de esta experiencia y en la importante repercusión en la persona afectada. La mayoría de los sociólogos y psicólogos no han comprendido la importancia del enamoramiento.

Producto disponible en Amazon.es

¿Qué es el enamoramiento?
El amor, como experiencia emocional, es una energía creativa manifestada. De ahí, su importancia; ya que contribuye a crear, a evolucionar, a cambiar, a transformarse, a madurar. Es obvio, que es algo positivo para la evolución de la propia persona.

El amor es como el fuego, crece lentamente hasta llegar a su parte más intensa, luego se desvanece, y bien termina en una mezcla de afecto y pasión, o en destrucción.

loading...

Actúa sobre la psique como la temperatura sobre los metales. ‘Funde’ la mente para que esta sufra una transformación, adapte nuevas formas…

El enamoramiento siempre ha existido, no es una creación del mundo moderno. En la Biblia ya encontramos varios enamoramientos. Estudiaremos la verdadera finalidad de esta experiencia tan reveladora, porque es casi inevitable enamorase en esta vida y muchas veces sufrir por ello. Lo que debemos hacer es darle un significado, una utilidad y sobre todo un fin positivo.

Existen dos caras: el amor positivo y el desamor. En realidad, todo forma parte de la misma trasformación. Pasar por los dos lados es algo casi imprescindible. Nadie aprecia el bien si no conoce el mal, y por otro lado, haber pasado por esas dos etapas provoca un efecto mucho más trascendental y útil que vivir un amor sin haber llegado a la ‘pérdida’.

El amor positivo
El comienzo es un impulso generado por el afán de descubrir. El psicoanálisis explica que el enamoramiento es una regresión a nuestros primeros meses de vida, como si formáramos un vínculo idéntico al que teníamos con nuestra madre… Es algo insostenible, porque el enamoramiento desarrolla la creatividad y la inteligencia. No es una regresión, porque buscamos ‘un mundo nuevo’. Nuestra dependencia emocional creada, junto a la que ya portábamos, nos hace comportarnos, a veces de un modo infantil, pero no por ello, debe entenderse como tal.

Lo importante es descubrir el verdadero fin evolutivo de enamorarse:

Creatividad
Cuando nos enamoramos vivimos una especie de éxtasis. Hay quienes dicen que se enamoran continuamente, están equivocados. No debemos confundir el verdadero enamoramiento con pequeñas ‘exploraciones’ o encaprichamientos. Aquí, nuestra mente ve la realidad transfigurada. El mundo que nos rodea se vuelve más intenso, más luminoso. Y una fuerza cósmica nos arrastra hacia nuestra amada. Sin ella, nuestra vida es í¡rida y vacía, anhelamos estar con ella a todas horas… En medio de esta situación extraordinaria, se desata en nuestra mente una manera diferente de ver las cosas, lo que hace que seamos más creativos. Se ha despertado en nosotros una nueva energía que contribuye a explorar y dejar atrás lo viejo en un proceso de creación.

Producto disponible en Amazon.es

Afán de superación
De repente, queremos mejorar nuestra vida, dar sentido a todo lo que nos rodea. Queremos ser los mejores. Tener una vida digna e insuperable. Seducir a nuestra amada demostrando nuestra valía y capacidades. Por ello, nuestro trabajo mejora, necesitamos que todo sea perfecto. El enamoramiento hace posible el aumento de nuestras capacidades para crear y transformar, para superarse a sí mismos y comportarse de manera más adulta ante los problemas.

Detrás de estas ventajas, se esconden problemas latentes que podrían ser perjudiciales para nosotros y para la relación. Nuestra mente puede estar seducida por el corazón, pero nunca debemos perder el conocimiento, la consciencia. Es preciso frenar los impulsos. El enamorado tiene una dependencia excesiva hacia su amada. Si éste la muestra en exceso, denota que es una persona débil. Como el agua al fuego, la debilidad del hombre apaga la pasión en la mujer. Las mujeres repudian a los hombres demasiado sensibles y débiles. Es común que muchos se muestren de esa manera. Se debe disimular la dependencia para no exteriorizar debilidades. La fuerza atrae a la mujer.

El desamor
Y llegamos a una segunda fase, la parte final de la transformación. La verdadera revelación. Quizás de aquí podamos sacar más partes positivas. Ya que negativas, no se conciben.

Grandes personajes se formaron gracias al desamor. Tenemos el caso del filósofo alemán Nietzsche. Él estaba enamorado de una mujer que jugaba en ambos bandos… La mujer decidió irse con el otro después de notar la ‘entrega’ de Nietzsche, y éste, después de inútiles intentos para conquistarla, comprendió que no era correspondido, que había ‘fracasado’. Su felicidad se convirtió en un infierno. Se trastorna, quiere huir, esconderse, tiene pesadillas, sufre insomnio, se llena de sedantes. Se siente solo, exiliado, ya no tiene confianza en sí mismo. Todo el trabajo de su vida carecía de sentido, su filosofía se derrumba. (…le hacía falta empareja2.es).
Pero justo ahí, en el momento más dramático y en la mayor crisis de su vida, escribe de un tirón, en pocos días, una de sus mejores obras, destinada a influenciar toda la historia de occidente. No es el relato de un desamor, es la creación de una nueva filosofía, una obra increíble: ‘el superhombre’.

¿Por qué ha ocurrido todo esto? Él experimentó la verdadera metamorfosis. Un ‘renacer’ a una nueva vida. Fue una etapa dolorosa, pero muy relevante para su vida. Él quiso salir hacia delante y asumir el cambio que estaba sufriendo.

Si has sufrido un desamor ten en cuenta la parte positiva:

Maduración
Del dolor nace la fuerza. De la aflicción surge el impulso vital que conlleva a crecer como persona, a desarrollarse. Del fracaso y el error nace la experiencia, que a su vez te hace madurar. Al perder la dependencia hacia nuestra amada se adquiere una fortaleza emocional que nos hace actuar de una manera más madura, fuerte y serena ante los problemas. Al recuperar la autoestima y llenar los vacíos en ti mismo se forman unos escudos para caminar por la vida muy necesarios.

Experiencia
Una vez calmado el malestar, analizaremos nuestros errores y los tomaremos como verdaderas lecciones que servirán para no caer dos veces en la misma piedra. El desamor es en sí, una escuela. Gracias al daño producido y al análisis positivo de nuestros actos pasados que lo provocaron, sabremos estar mejor prevenidos para el futuro.

Ganancia del atractivo
Cuando nos hemos recuperado, ya no somos los mismos. Sé es más consciente en los actos con las mujeres. Si se ha aprendido la lección, no se muestra excesiva dependencia. Tenemos más conocimiento debido a nuestra experiencia. Conocemos las piedras que nos hicieron ‘caer’ en el pasado; y ahora, las mujeres nos ven con otros ojos. Te ven diferente. Más difícil de conseguir, más atractivo para ellas. Nosotros también nos habremos vuelto más exigentes para evitar enamorarnos de una mala mujer. Por ello, siempre ocurre, que la próxima mujer que aparece tras un desamor (fuera de éste), es mucho mejor.

Desarrollo de la inteligencia
Siempre se quiere mejorar tras ‘la caída’. Queremos ser una persona distinta a la que había en nuestro pasado. Al igual que ocurre en el amor positivo, hay un afán de superación. Nuestra capacidad para aprender es inmensa. Queremos ganar conocimiento, se consigue evolucionar la mente gracias a la creatividad, que sigue latente desde que comenzó el enamoramiento. Un impulso nos hace aprender a una velocidad vertiginosa. Estamos más receptivos para una nueva vida. La vida del ‘superhombre’.

Mayor felicidad
Nadie puede saber realmente lo que es el amor si no ha pasado por esta cara ‘oscura’.
Se ha demostrado que las personas que han sufrido experiencias traumáticas y han sabido guardarlas en una especie de memoria protegida, viven mucho mejor. Porque la felicidad plena se aprecia mucho mejor cuando uno se ha caído, y al levantarse no le molesta el polvo del suelo ni las cicatrices que pudieron causarse. La solución no es intentar olvidar a la mujer, su recuerdo no tiene por qué doler. Se valora y se disfruta más del bienestar, y la felicidad es notablemente mayor si se ha sufrido y superado con creces una aflicción.

Formación de escudos
Nos referimos a escudos emocionales. Al superar un trauma doloroso como el desamor, se ha adquirido una cierta invulnerabilidad ante el dolor. Ante los posibles golpes emocionales que podamos sufrir en un futuro, se estará más prevenido, más fuerte. Sabemos que tras el dolor siempre llega la felicidad. Y nos hemos percatado que regocijarse en nuestro dolor no sirve para nada. Ante la posible pérdida de personas queridas o similares desgracias, sabremos actuar de una manera mucho más madura, gracias al escudo que nos proporcionó el desamor, superado inteligentemente.

Sería una pérdida de tiempo buscar aspectos negativos en un desamor. Sólo se ha ido de nuestro lado una mujer que no convenía. Y como pudimos ver, ha contribuido a mejorar nuestra vida.

¿Por qué nos enamoramos?
El enamoramiento surge espontáneamente, cuando hay una energía en nosotros paralizada, que necesita consumirse. La atracción sexual o la carga erótica, no son los verdaderos motivos de un enamoramiento. En nuestra mente solemos tener unos ideales formados a lo largo de la vida. Es común tener un ideal de mujer en nuestra mente, y a veces encontrar a una chica que concuerde con esos ideales. Lo cierto es que, es más común enamorarse de mujeres que, muchas veces, se alejan de nuestros ideales. Nos enamoramos de la ‘novedad’, si nuestra vida es monótona y aburrida, el enamoramiento surge fácilmente. Al enamorado le gusta explorar, por eso existen los ‘flechazos’, mujeres que son desconocidas totalmente, nos llaman la atención, y una fuerza nos atrae hacia ellas, hacia el ‘nuevo mundo’. Pero éste es, a su vez, un problema en el enamoramiento. Cualquier ideal que tuviéramos antes sobre la mujer, queda anulado. La nueva mujer es el centro de nuestros deseos.

El problema es, que esa mujer va a tener defectos, fallos y cualidades que a veces no son compatibles para la buena ‘unión’. El enamorado considera los fallos o defectos de la mujer como parte de su originalidad, de su exclusividad. Un enamorado convierte lo malo en bueno. Ama su manera de ser, su pelo, su boca, sus riñones, sus intestinos… cualquier cosa que provenga de ella. No existe una parte negativa en ella. A esto, le llamamos transfiguración, es una visión de la realidad amoldada a sus sentimientos.

¿Qué ocurre cuando se disipa el enamoramiento?
Es una vuelta a la ‘realidad’. Todos los defectos que primero eran signos de exclusividad, ahora son verdaderos problemas que tienden a destruir la relación. La mujer, suele ser quien primero se da cuenta de esta ‘realidad’, la que primero empieza a ver a su pareja con ‘otros ojos’.

También ocurre que, no surge el enamoramiento cuando estamos sufriendo un daño. Cuando toda nuestra energía vital está concentrada en reparar el daño, o paralizada por éste. Por ejemplo, en una depresión, la ansiedad, un desamor fuerte, etc.

El pensamiento siempre se antepone a las emociones. Por ello, es la clave para superar cualquier bache: el optimismo.

La terapia eficaz para curarse de un enamoramiento decepcionado, es la continuación de la transformación. Desde el primer momento del enamoramiento hemos ido cambiando, y debe seguir así. De hecho, el cambio debe acelerarse explorando nuevos caminos. Sobre todo, comprometerse en una tarea que requiera mucha energía y creatividad. Por ello, siempre se aconseja hacer nuevas actividades, dar un aire nuevo a tu vida, y por supuesto, cortar el vínculo con la mujer inmediatamente. Canalizar toda esa energía que nos hace daño en un nuevo proyecto, es la clave. Para que toda esa fuerza que surgió en el enamoramiento, convertida ahora, en dolor, rabia u odio… se transforme en una potencia constructiva…

… es la verdadera finalidad, la pura evolución.

Producto disponible en Amazon.es

Deja un comentario