Enfriar los sentimientos

Enfriar los sentimientos
Puntúa este post

Enfriar los sentimientos es uno de los términos que más se utilizan en empareja2.es. Nació como necesidad de ?curarse en salud”, cuando alguien no es correspondido en la relación con una persona. Y, sobre todo, cuando se inicia la seducción y la persona a la que se pretende se muestra distante. Una etapa en la que la persona a la que se pretende seducir no hace mucho caso y no sabes qué hacer.

Sin embargo, esta técnica de ?enfriar sentimientos” es utilizada por muchos como primer y único recurso. Siempre, enfriando, sin dar oportunidades ni concesiones. ¿Por qué hacen eso? Básicamente, por MIEDO: es una forma sencilla, directa y, la verdad, cobarde, de relacionarse con el otro sexo. ?¿No me haces caso? Huyo de ti.”, ?¿No me llamas? Pues yo tampoco”, ?¿No me has enviado un SMS de buenas noches? No esperes que yo sí lo haga”.

Producto disponible en Amazon.es

Imaginemos la siguiente situación: una chica ha salido con un chico, un par de días. Todo bien. Sin embargo, el tercer día, el chico no contesta a un mensaje de ella… y el cuarto le dice que saldrá con sus amigos y que lo pase bien…

Bien… hasta este punto y desde el criterio más objetivo de esa simple historia, no ha existido ningún tipo de actitud de ruego, de tardes interminables a su lado, de escuchar sus historias sobre la ex novia. Desde luego, es EVIDENTE que algo hay en el comportamiento de la persona a la que se está rechazando. Es muy probable que haya perdido su Centro y eso le haya restado atractivo. Pero digamos que no hay un comportamiento excesivamente entregado. Simplemente la cosa iba bien, y algo ha pasado que provoca que esa persona te rechaza. A muchas personas, ante esta situación, les salta el chivato de alarma. ¡Nnnnnnnng! Algo ocurre. Así que para no sentirse otra vez traicionados-humillados-vejados-dolidos-aislados-condenados, hacen aflorar su orgullo y piensan: ?pues ahora para chulería la mía”.

loading...

Y dan por finalizadas las llamadas, los mensajes y cualquier tipo de contacto. Evidentemente, es una forma de protegerse, porque se sienten débiles. Sienten miedo.

¿Qué recomendamos en empareja2.es? Un poco de menos-miedo (¡¡¡fácil!!!)

En el momento en que eso ocurra, y si no estás metido en una agobiante relación de llamadas, de persecuciones constantes, de desplantes y de ninguneos, basta enviar un mensaje del tipo: ?Hola, te veo mogollón de liad@… No te preocupes, sólo quería saber de ti, me gustó mucho estar contigo el otro día. Besos”

¿Qué persigues con esto? Hacerle ver que eres alguien segur@ de ti mismo, que no te importa ?quedar por debajo” como muchos puedan pensar. Lo que nosotros vemos en esa actitud es que tú lanzas la piedra a su tejado. Es esa persona que lo recibe quien debe responder a este contacto. De esta forma, no andarás dándole vueltas a los ?¿habré hecho bien en no llamar?”, ?¿y si quiere que le llame y estamos en plan orgullosos los dos?”, ?¿Y si realmente le gustaba?”.

Te quitas un gran peso de encima: lanzas el balón a su campo. Y te despreocupas.

Lo que no se puede pensar es ?no voy a tolerar que me hagan daño”, sacarle un poco de brillo al caparazón y meterte dentro. ¡Por favor! ¿Qué tipo de daño puede hacer el ser sincero con una persona que parece distante? ¿Qué dolor puedes sentir porque alguien no corresponde tus sentimientos? Este acercamiento te dará fortaleza, ya que si has mostrado inseguridad al hablar, al moverte, al escoger restaurante para cenar o cualquier cosa que haya ocurrido estos días y que le hayan hecho preferir alejarse y salir con otra persona, este acercamiento te demostrará que no tienes nada que temer.

Producto disponible en Amazon.es

En empareja2.es creemos que debes estar muy por encima de las formas, de las palabras y de los gestos. Si alguien piensa que no vales lo suficiente y no te llama, pese a haberlo hecho tú antes, es la persona QUIEN TIENE EL PROBLEMA. En ningún caso tú. El problema vendría si insistes, agobias, te reiteras en una llamada tras otra, demostrando que te desespera una relación que se te está yendo de las manos, precisamente por haberte comportado tal y como ahora haces.

Como decíamos, muchos piensan que es mucho más persona aquella que ?enfría” y ningunea, frente al que intenta ganar la jugada. Repetimos, no se trata de insistir decenas de veces. Basta un contacto para tantear el terreno, y si no hay respuesta positiva adiós muy buenas.

En definitiva, enfriar sentimientos no va a hacer que una persona se enamore de ti, y sí quizás el dar una oportunidad. El motivo para hacerlo es que esa persona percibirá arrojo y sinceridad, algo que pocas personas utilizan en estos tiempos y que dice mucho de ti.

Enfriar sentimientos definitivamente, es decir, dejar de llamar y esperar la llamada de la otra persona, es necesario cuando peligra tu autoestima. Pero mientras puedas dar una oportunidad… dale a la otra persona una lección de autoestima y sinceridad ejemplar.

Producto disponible en Amazon.es

Deja un comentario