facebook, WhatsApp, Skype y otros programas de mensajería

facebook, WhatsApp, Skype y otros programas de mensajería
Puntúa este post

En primer lugar, En las relaciones de hoy día, el factor comunicaciones tiene un peso indudable. Queremos el teléfono de esa persona, añadimos rápidamente a esa otra a nuestra lista de amigos del blog o nos metemos a chatear en alguna web, intentando que todas las conversaciones deriven a lo mismo: una cita. Sexo. Relación pura y dura.

Sin embargo, en empareja2.es hemos constatado que las vías de comunicación más utilizadas son aquellas que sustituyeron a Messenger, como Skype, facebook o WhatsApp. Herramientas poderosas para la comunicación, convertidas en uno de los principales ‘enfriadores’ de una relación incipiente, y el camino más rápido para conseguir que una pareja discuta.

Producto disponible en Amazon.es

¿Qué ocurre cuando una persona utiliza Skype?

– Pedirlo le hace ser cobarde. Una persona valorará muchísimo más otra que le pide su número de móvil que su número de WhatsApp o su dirección de Skype. Podrá sentirse más cómoda si le piden su dirección de Hotmail que si le solicitan los nueve números mágicos, pero al dar su móvil se encontrará mucho más a la expectativa de un posible contacto, que la tarea fácil de encender y autorizar al nuevo contacto.

loading...

– Se siente protegido. El usuario no está condicionado por su físico, así que está totalmente desinhibido y puede resultar demasiado agresivo, o desarrollar cualquier otra faceta que no le representa y que en persona nunca ha demostrado.

– Se convierte en uno más. La persona con la que se contacta suele tener habitualmente a otras personas en línea. De hecho, nadie o casi nadie con quien se entabla una conversación de Skype está ‘libre’. En ese momento es posible que ronden por su pantalla tres o cuatro (incluso más) ventanas con usuarios que persiguen, en muchas ocasiones, el mismo objetivo.

– Pierde por completo el control. Se encuentra a expensas de lo que quiera hacer la otra persona. Puede bloquearle o admitirle tantas veces como quiera. Puede decirle que ‘no estaba, acabo de llegar’, aunque sea totalmente falso. Se depende de lo que haga otra persona, queda a su merced. Y eso hace que una persona infravalore la capacidad de su interlocutor.

– Pierde su personalidad. Al caer en el juego del Skype, todos somos una ventana, manejable y ‘cerrable’. Pasamos a ser un elemento más en un escritorio lleno de colores y fotografías. No podemos desarrollar ninguna estrategia de seducción.

– El éxito se constriñe al físico. Podemos ser elegantes, gustarnos los mismos grupos de música que a ella, hablar como un poeta, tener experiencias en varias partes del mundo, u organizar viajes interplanetarios, que como seamos físicamente normalitos, le enviemos una foto y a ella no le guste, ya estará buscando alguna foto de un tío bueno, con quien le resulte más atractivo charlar. Skype y todos esas redes sociales donde subir fotos son, a fin de cuentas, frívolos escaparates sociales.

Por supuesto, hay formas de evitar todo esto y es limitando al máximo el tiempo de conversación por Skype. Cortar con alguna excusa absurda, o insistirla con humor y elegancia a coincidir en persona. Es la única manera en la que será difícil convertirse en ‘uno más’. En un pagafantas.

Producto disponible en Amazon.es

Y es que el facebook, el Skype y otros sistemas de mensajería son, para la mayoría de las personas jóvenes, como un templo que recibe paulatinamente fieles devotos que rinden pleitesía y brindan pequeñas ofrendas a modo de halagos, iconos, regalitos, etc. Ellas se sienten complacidas y después, les bastará con pulsar en la ‘x’ para cerrar la ventana.

Por otro lado, las herramientas de voz sobre IP como Skype son otro invento que algunos usuarios, confusos, ven ‘más positivo’. Pero no deja de ser lo mismo. Cuando en empareja2.es aconsejamos que un usuario utilice el móvil para contactar con ella, no lo hacemos por el mero hecho de escuchar su voz o que escuche la nuestra. Lo estamos recomendando porque queremos que el usuario le hable de forma ‘directa’, en el sitio y a la hora que menos se espere.
¿Por qué no es lo mismo hablar por el móvil que a través de Skype? Porque Skype requiere estar frente al ordenador, ponerse el auricular, que ella también lo esté y que disponga del material necesario para hablar… Al final, si se insiste en esta vía, la persona contactada considerará el contacto como una pérdida de tiempo y una evidente falta de iniciativa por parte de quien deseaba contactarla físicamente.

Esto se da sobre todo en mujeres que tienen un amplio repertorio de amigos virtuales, y quien contacta se convierte, sencillamente, en uno más.

Y es que resulta más lento y farragoso tener que poner el programa de voz en marcha y que ella ‘esté ahí’, en lugar de marcar su número y contarle algo de nuestro día a día. ‘Pues estoy comprando y me he acordado de ti por bla bla bla’ o ‘aquí estoy, haciendo cola y me aburría tanto que me he puesto a repasar los números de la gente que me cae mal para darle la brasa… y ahí estabas tú’. O cualquier cosa que le haga ver que NO estamos sentados en un ordenador, que TENEMOS otra vida fuera de nuestra casa, que nos gusta MOVERNOS y sentirnos vivos… Dinamismo, humor, amigos, hobbies. ¿Qué es eso de hablar en una ventanita?

Así, un contacto por el móvil será mucho más positivo que una charla de facebook, Skype, WhatsApp o lo que sea que utilices, idéntica a la de todos los admiradores que pretenden a una persona.

Y ahora quedémonos con esto: en una pantalla donde hay seis ventanas flotando, con varias conversaciones y envíos de fotos, todos se quedarán esperando cuando ella les ponga:

‘1 seg, tlf’…

Una conversación por el móvil es sagrada.

Ésa es la importancia de contactar de forma directa. No convertirse en algo de lo que ella está harta, saturada.

Durante años, el foro de empareja2.es ha recibido casos en el apartado de ligue, ‘conviértete en un gran seductor’. Sin embargo, consideramos tan imposible llevar a cabo una seducción a través de Skype (si no es con una buena foto o un previo contacto) y, en resumen, una vía donde resulta tan difícil (por no decir imposible) mostrar los encantos personales, que decidimos hace mucho tiempo no atender los casos que se basen en este tipo de contactos. Es una pérdida de tiempo que sólo provoca frustraciones.

Por supuesto, tenemos usuarios que comenzaron una relación a través de Skype y después intentaron contactar físicamente con la persona. O los que comenzaron su relación de forma natural, pero la desvirtuaron gracias a este magnífico invento. Estos casos, en los que el Skype formó parte de la seducción sin ser la única vía, empareja2.es intenta enderezarlos, aconsejando desprenderse poco a poco del dichoso programita. ¿Cómo? Utilizando negativas constantes o ausencias en las que ella se pregunte ‘¿por qué no está conectado?’.

Y, de esa manera, comenzar a atraer su interés. Lo tenemos totalmente comprobado.

En definitiva, facebook, Skype o cualquier otro programa de mensajería son una ayuda para quedar con una persona, para tratar con ella algo importante… pero en absoluto creemos que las interminables charlas virtuales sirvan para seducir a nadie.

Porque… ¿qué ocurrirá cuando esas charlas de las que él y ella se enamoraron se acompañen de gestos? ¿De convivencia? ¿De problemas?

No nos extraña que el 92 por ciento de nuestros usuarios nos cuenten que su relación virtual no llegó a ningún sitio, o se fue truncando hasta romperse por completo.

Por algo será.

Producto disponible en Amazon.es

Deja un comentario