La masturbación

La masturbación
Puntúa este post

Conocer el propio cuerpo y sus reacciones es básico para descubrir el placer que te puede proporcionar. La masturbación es el mejor medio para descubrir los estímulos físicos y psíquicos que hacen despertar el deseo y sus respuestas sexuales.

No es por tanto algo de lo que sentirse culpable, nada de lo que avergonzarse. Sin embargo, hasta las personas más abiertas, más sexualmente liberadas, parecen pasar apuros a la hora de abordar esta cuestión. Lo de siempre, como consecuencia de una educación errónea. Esto hay que desterrarlo. No es algo de lo que haya que hablar cada día, pero tampoco es un tema que sea actualmente un tabú.

Producto disponible en Amazon.es

La masturbación es para la mayoría de las personas la primera actividad sexual y la que perdura durante toda la vida. Es con la actividad con la que se descubren las sensaciones eróticas y con la que se aprende y descubren nuestros genitales y con la que se investigan las mejores formas de llegar al orgasmo.

Masturbarse es algo natural y forma parte de nuestras vidas, es fundamentalmente, liberador, divertido, sano. Es una buena forma de adquirir confianza y poder comunicarnos sin miedo con nuestras parejas.?
La masturbación tiene muchos aspectos positivos, y ayuda a quien la practica:

loading...

. Para aprender a sentirse cómodo en la propia piel

. Para descubrir lo que más le va a cada uno (indispensable para compartirse mejor)

. Porque conocer cómo reacciona el cuerpo y darte seguridad en tus relaciones de pareja.

. Porque es la mejor escuela. ¿Cómo pretender enseñarle a tu pareja lo que te gusta o lo que no te gusta si no lo sabes ni tú?

. Por probar cosas nuevas (luego, si quieres, ya las harás con alguien).

. Porque no tienes pareja.

Producto disponible en Amazon.es

Existen, sin duda, muchas buenas razones para masturbarse, pero tener ganas de hacerlo es más que suficiente.

Además, de los aspectos citados, es algo que debería formar parte de nuestro repertorio sexual de pareja. Así ninguno se queda con las ganas o se ve obligado a mantener unas relaciones que no le apetezcan siempre en el mismo momento que al otro miembro de la pareja.

LA PRIMERA MASTURBACIÓN
?La primera experimentación suele aparecer sobre los últimos años de la niñez y en los inicios de la pubertad. Es habitual llegar a la primera masturbación por accidente o por ensayo y error en las conductas de autoexploración, favorecido también por las erecciones espontáneas de ellos. En el caso de las chicas esto también es así, pero la ausencia de esa excitación “natural” de los chicos, no les llevan a la autoexploración de un modo tan habitual. Lo que no significa en absoluto que las inquietudes y el despertar del instinto no las lleve a las niñas a observar y probar también su cuerpo y sus reacciones ante los estímulos.
Pero lejos de ser una práctica limitada a la adolescencia primero y después a la juventud, la masturbación es un agradable ejercicio que dura toda la vida, aunque los jóvenes se masturben más que los mayores.

MASTURBARSE SIN PRISAS Y SIN CORTAPISAS
El hecho de considerar erróneamente a la masturbación algo vergonzante y prohibido ha llevado a que haya sido una práctica asociada a la satisfacción por la vía rápida para no ser descubiertos realizándolo por padres, o por nuestra pareja. No hay porque hacerlo de modo apresurado. Hay que tomarse el tiempo necesario y experimentar tanto como sea preciso. Justo el control que cada uno ejerce sobre el ritmo que da a su satisfacción es bueno para cuando se mantienen relaciones en pareja.
Y por el contrario, la masturbación rápida en el caso de los chicos, ha sido citada por los expertos como una de las causas asociadas a la eyaculación precoz.
Hay que dejarse llevar por el momento y abordarlo con absoluta relajación y aplicar toda la imaginación que cada uno crea debe aplicar. Los estímulos a los que se recurre con más frecuencia son los que menos cuestan y en los que se pone a prueba sobre todo la imaginación. Nuestra mente es nuestro mejor afrodisíaco, pero erotizar la mente requiere un esfuerzo y este siempre es agradable. Leer novelas eróticas, ver libros de imágenes, películas eróticas, pornográficas, desnudar mentalmente a los demás, pensar que te gustaría hacer a un hombre/mujer, etc. Una de las características de la masturbación es que la persona se encuentra mucho más libre para estimularse de la forma que prefiera, y también para fantasear (imaginar situaciones y actividades) durante su realización.

CÓMO SE MASTURBAN LOS CHICOS
Varios son los métodos, y hay sensaciones diferentes si se masturban con la mano humedecida, con un lubricante o con la mano seca; la masturbación agresiva suele ser placentera para algunos, aun cuando puede terminar siendo molesta, especialmente para los circuncidados. La sensación es diferente si la masturbación se hace con la mano dominante o con la contraria, los movimientos difíciles de controlar provocan sensaciones extrañas que pueden ser muy placenteras.
. El modo más simple y tradicional es acariciando el tronco del pene de arriba hacia abajo, o de la base hacia el glande, haciendo que el prepucio se mueva cubriéndolo y descubriéndolo.
. Se pueden masturbar colocando el pene entre las dos palmas de las manos, abiertas, una frente a la otra, produciendo fricción.
. Otra manera de hacerlo es rozando el glande haciendo pequeños círculos sobre él, con la palma de la mano que puede estar extendida, algunas veces, y otras, algo recogida.
. Otra forma de hacerlo es con un anillo formado con los dedos pulgar e índice, que se desplaza sobre el tronco y el glande, de arriba hacia abajo o de abajo hacia arriba. El anillo puede hacerlo con tres, cuatro o los cinco dedos.
. Una forma menos frecuente es practicarla con un solo dedo. Poniendo lubricante sobre la yema del dedo pulgar, llevando el pene hacia su barriga, friccionando desde la base del frenillo hasta la uretra (orificio para orinar); también se puede hacer friccionando el glande, con uno o más dedos. Con las palmas bien lubricadas, envolviendo el pene a dos manos simultáneamente y girándolas un cuarto de vuelta, de forma suave, de tal manera que los dedos pulgares se encuentren y separen, y luego ejerciendo el movimiento de regreso. Acto que se repite las veces que se considere necesario.
Para evitar y/o retardar la eyaculación hay varias formas de hacerlo. La primera requiere entrenar los músculos pélvicos, para tener total dominio sobre dicha zona.
Puede practicarse el controlar del flujo de orina, interrumpiéndolo y reanudándolo a voluntad; de paso se fortalece toda la región púbica. También se logra contrayendo y dilatando el esfínter anal. Con esa técnica se logra el control, igualmente se hace cambiando la velocidad y la presión con la que se hacen los movimientos de la mano, parando y retomando la estimulación las veces que sea necesario.

CÓMO SE MASTURBAN LAS CHICAS
Existen cinco formas básicas de masturbación en las mujeres, ninguna mejor que la otra, pero de mayor a menor frecuencia entre las féminas, son estas:
. Estimulación de la zona clitoriana/vulvar, normalmente haciéndolo con la mano aunque también el uso de los vibradores se está extendiendo.
A grandes rasgos se trata de iniciar la práctica empleando los dedos, y para evitar irritaciones, emplear la propia saliva o mejor aún un lubricante. Iniciar con una estimulación suave, luego si se quiere se puede aumentar, comenzar con caricias en el monte de Venus, los labios mayores, los labios menores (externa e internamente), la apertura vaginal, el clítoris. Donde se experimente más, incidir, probablemente será en el clítoris, mantener entonces ahí la estimulación y dar el ritmo que satisfaga. Ir probando, sin miedo.
. Frotación de la zona clitoriana/vulvar con un objeto blando.
Un ejemplo: tumbada boca abajo en la cama, presionar o frotar el pubis contra ella. Se puede colocar también un cojín. Se puede cambiar de ritmo según lo que se sienta y variar cuanto se quiera el balanceo: arriba-abajo-arriba, izquierda-derecha, rotaciones. Tal vez no se consiga una autosatisfacción completa (y al final se recurra al método más habitual citado en el punto anterior), pero si se incide en este los resultados pueden llegar a sorprender.
. Presión rítmica de los muslos
Juntar las piernas o cruzarlas y presionar rítmicamente los muslos a la vez que se contrae la musculatura PC (pubococcígea): la que rodea la parte inferior de la uretra, vagina y recto y que al alcanzar el clímax se contrae de modo involuntario
. Masaje con agua en la zona clitoriana/vulvar
De pie, sentada, de rodillas o tumbada en la bañera, se puede probar a dirigir hacia los genitales el chorro de agua de la ducha. Jugar con la temperatura del agua y la fuerza y forma en la que sale.
. Sólo inserción vaginal
Empleando los dedos o utilizando un dildo, un vibrador o algún tipo de juguete sexual. En estos casos es imprescindible el uso del lubricante y la higiene de las manos o del juguete antes y después del uso.

SOBRE LA FRECUENCIA
En cuestión de frecuencia todo es muy relativo. La masturbación es una actividad sexual, como cuando se hace en pareja; por tanto nada está prescrito. Puede calificarse de excesiva si se hace de modo impulsivo, cuando hay una obsesión, si interfiere en tener relaciones interpersonales, o porque incida o se dejen de hacer otras actividades, e incluso si trastocan el ritmo de vida normal de la persona; fuera de eso, poco nada es poco, ni mucho, todo es cuestión del equilibrio de la actividad dentro de las apetencias de cada uno. Hay chicos y chicas que se masturban todos los días, y más de una vez, y hay quienes se masturban sólo ocasionalmente.

Producto disponible en Amazon.es

Deja un comentario