La vida es binaria: no hay grises

La vida es binaria: no hay grises
Puntúa este post

La filosofía de Carlos Burgos, aplicada al mundo de las emociones, habla de estados binarios. Es decir, de existencia o no existencia.

No hay términos medios.

Producto disponible en Amazon.es

Por lo general, las personas a las que les gusta sufrir y sentirse víctimas de un amor no correspondido, suelen hablar de ‘GRISES’ en su relación. Argumentan que no todo es blanco o negro en la Vida, sino que hay una interminable lista de grises que determinan las cosas, y que es lógico a veces sentir contrariedad, no sentirse correspondido, tener que luchar por una relación en vías de extinción, sufrir detrás de alguien, hacer sufrir a otro alguien…

Sin embargo, todo ese sufrimiento no se debe a interminables niveles de grises, sino que corresponde a una inefable e inexorable CANTIDAD DE COLOR NEGRO que el propio individuo genera, eliminado la pureza del blanco. Es decir, un color negativo que anula y extingue toda emoción, convirtiendo a una relación que debe funcionar en una que no lo hace.

loading...

Las personas que tienen una relación con problemas suelen argumentar rápidamente esto: ‘es que en la vida no todo es blanco o negro, hay grises’… cuando en realidad SABEN que una relación o funciona o no funciona. Que las relaciones están hechas para disfrutar, no para sufrir, pese a que muchos se empeñen en crear una telenovela llena de disgustos, enfrentamientos, faltas de respeto, discusiones, olvidos, rechazos, desatenciones…

… y mientras esto existe muchas personas son, estúpidamente, felices, pensando: ‘oh, mi relación es tan turbulenta… Me da tantos problemas… Esto debe ser amor’. Ése es el triste legado del romanticismo transmitido por los medios de comunicación. Un romanticismo tóxico y debilitante.

Rotundamente, eso no es amor. Eso son TOXINAS, proyectadas en una relación de pareja. Eso es daño, veneno que se inocula día a día, pensamientos negativos que van dañando a la persona, que van horadando su autoestima, su autoconcepto, la forma en que ve la Vida y ve a los demás.

Y finalmente, lo que provoca pensar y mantener ‘grises’ en una relación es el fracaso y una experiencia de vida algo más que negativa.

La vida es binaria. Si piensas a partir de hoy de esta forma serás mucho más contundente y práctic@ para las cosas que debes llevar a cabo. Sacarás adelante proyectos que te parecen imposibles, por el mero hecho de no dejarlos en simples grises y otorgarles el blanco que se merecen. Tendrás las relaciones que quieres, no las que estén minadas de negro e impregnen de tristeza tus momentos. Te sentirás plen@ en el trabajo, realizad@ ante los retos y desafíos que tienes ante ti, simplemente por exigirle a la vida lo mejor, el blanco. Nunca el negro, ni siquiera el gris.

Si una relación te da problemas, busca otra mejor, busca otra más pura. No pienses que ‘la vida está llena de grises, por eso debo aguantar que mi pareja se emborrache y me pegue de vez en cuando’. No sabes la cantidad de personas que dejan de luchar por sus propósitos y llegan a decir cosas así.

Producto disponible en Amazon.es

No dejes, por tanto, que tu experiencia de vida se tizne de negro. Consigue la pureza en todo lo que haces, consigue lo máximo y no te aboques a la derrota pensando ‘la vida es así, a veces trae grises’, porque tu vida la controlas tú, y argumentar que el gris está en tu vida es darle cancha, mantenerlo en pie y, por tanto, no luchar en absoluto porque lo REALMENTE deseas. Si abandonas la fuerza que tienes como ser humano para POLARIZAR lo que te parece negativo, convirtiéndolo en positivo, no serás más que un animal a la deriva, sin fuerza ni ánima para absolutamente nada.

En definitiva, no hay GRISES.
Lucha por polarizar todo cuanto no vaya contigo, aunque eso suponga gastar energía que crees que no tienes.

Producto disponible en Amazon.es

Deja un comentario