Las puertas prohibidas

Las puertas prohibidas
Puntúa este post

¿Por qué es tan fácil que el amor se transforme en odio? De hecho, la mayoría de las separaciones amorosas, terminan llenas de disputas, violencia, rencor y sentimientos de venganza. Pero todo esto sirve para lacerar aún más el estado que se está experimentando, para golpear más si cabe la aflicción. No obstante, es una de las ‘puertas’ de salida para superar un desamor decepcionado. Evidentemente, en la fase del desamor debe experimentarse una transformación, no se puede permanecer en un letargo, ya que esos estados, son los que conducen a una persona al suicidio, es de locos…

En ese proceso de transformación, hay varias puertas para salir del enamoramiento decepcionado. Aquí verás todas esas salidas, y sobre todo, comprenderás cual es la puerta que te lleva al buen camino.

Producto disponible en Amazon.es

1. Puerta de emergencia. Nuevo enamoramiento
La famosa expresión de ‘un clavo saca a otro clavo’. Tras el proceso de aflicción, las emociones giran en torno a la ex pareja. Al principio, todo es demoledor para el sistema emocional. A algunos, esta experiencia tan perturbadora, les hace ver las leyes que gobiernan el mundo injustas, absurdas y sin sentido. Es entonces, cuando al menos sensato, se le ocurre arrastrase cual vil babosa, con frases tan escuchadas todavía como éstas… ‘no puedo vivir sin ti’ ‘mi vida es una agonía sin ti’. Cuando es consciente de que no es correspondido, comprende que debe de buscar una salida a su problema cuanto antes, una nueva pareja…

Son muchos, quienes pronto vuelven a enamorarse porque encuentran a una persona que cumple sus expectativas y tiene las cualidades de reemplazar a su antiguo amor. Para ellos, es una salvación, una salida fácil. Esa nueva relación termina mal. El sujeto no está curado, y en vez de completar su transformación, comienza otro proceso de enamoramiento, un nuevo estado naciente, y además confuso, porque es posible que siga enamorado de su ex pareja y mantenga estos sentimientos en estado latente.

loading...

Cuando esta nueva pareja lo abandona, él se siente aún peor. Se da cuenta de que ha sido otra vez rechazado. No sabe lo que es la autoestima, porque ciertamente siempre ha estado por los suelos. Siempre ha necesitado a alguien para sentirse querido, pues no se ha querido a si mismo.

Y es que, si te paras a pensar, él huye de cualquier estado envuelto de soledad, porque es débil. Y entiende la vida como un estatus en el cual la soltería es un estado de ‘búsqueda’, un ‘puente’ hacia otra pareja. Él buscará otra persona, anhelará sentir el calor, los besos y el aroma de un nuevo amor.

Y con esto, queremos explicar que no se debe de buscar a otra persona en un proceso de desamor, porque hay que aprender a tolerar todas las etapas de la vida. Si sufres un desamor, mantén la tranquilidad cuando creas que no volverás a encontrar otra pareja. Porque habrá más, no lo dudes, pero todo en su momento. Antes debes aprender de esta experiencia tan reveladora. Debe pasar un determinado tiempo antes de que surja un nuevo enamoramiento.

2. Puerta inútil. El odio
Los sentimientos que han creado el amor, sólo pueden ser destruidos de forma repentina con una pasión igual de violenta, el odio. Éste, subvierte los sentimientos del amor en otros con el mismo índole, pero muy negativos, y en ocasiones, llenos de deseos de venganza, causando igualmente dolor y malestar.

¿Alguna vez has odiado alguna persona? ¿Te sentías feliz cuando la ponías ‘a parir’ en tus pensamientos? No, ¿verdad? Porque el odio no mitiga esa fuerza creada en el enamoramiento. Y el que odia es débil y se siente frustrado. Tú no debes de dar esa imagen, ni tampoco querer recuperarte destruyendo el vínculo amoroso con pensamientos envueltos de odio.

Es la selección natural la que rige el mundo de la pareja. Pero aquel que es rechazado no es el perdedor. Nadie pierde nada. Sustituir ese posible ‘¡te odio, zorra!’ o ‘¡qué cabrón eres!’, por un ‘gracias por todo’… además de ser más reconfortante para el sistema emocional, más elegante por la inteligencia y fuerza que demuestras… es el primer paso para comprender que el rechazo de un amor no correspondido es la mejor escuela para reflexionar de la pérdida y mejorar como persona, que lejos de querer recuperar a una ex pareja, empezarás a madurar, cambiar, crear y progresar.

Producto disponible en Amazon.es

La venganza
El odio suele manifestarse en venganza. Ésta, une el pasado con el futuro, cometiendo un error muy común. Ya que, lo fundamental, es dejar el pasado atrás como una enseñanza, no como un daño que sigue arraigado en el alma. Lo único que se debe de proyectar en un futuro son las experiencias que han conducido a errores para evitar cometerlos de nuevo. Pero nunca debes ‘arreglar’ un pasado con intención de curar tus daños. Porque hacer daño a alguien por algo que hizo en el pasado con el fin de obtener resultados futuros… es lo más inútil que puedes hacer, ya que ni siquiera sabes lo que ocurrirá mañana, y sólo caminarás entre ideas y percepciones falsas de tu mente que se alejarán mucho de buscar tu bienestar y no podrán redimir ese dolor.

Así que, en vez de elegir la ‘puerta’ del odio e intentar formar ‘aliados’, poniendo en contra a los amigos en común, con el fin de emprender una represalia contra tu ex pareja en ánimo de venganza… debes de alejarte de todo pensamiento y ámbito que rodee su persona, para que no entorpezca tu camino hacia la recuperación, la correcta culminación del cosmos creado por el enamoramiento inicial.

3. Puerta del desquite
He aquí otra puerta prohibida. Un intento de reconstruir el vínculo amoroso de una forma diferente, con el afán de reconquista, de intentar enamorar. Seguramente la hayas usado alguna vez… Aquí, uno intenta cancelar los recuerdos negativos volviendo a atar los hilos del amor. Y será un esfuerzo en vano. Porque un amor apagado sólo nace en la ausencia. Y si en ella no afloran los sentimientos, difícilmente habrá una vuelta.

4. Puerta hacia la creación. La opción válida
Visto que lo anterior no soluciona el problema. La cura del desamor reside en la creación de fuerzas desatadas por el deseo, la remoción, los sueños y los impulsos.

Pero todo ello, no debe ser buscado en una pareja. En vez de quedarte en casa, cavilando la manera de subsanar el pasado, o a la ‘espera’ de que tu ex vuelva. Llama a un amigo, sí… aquel que hace tanto que no ves, ya que tu ex pareja consumió tu tiempo, espacio para los amigos y aquellas aficiones que dejaste de lado. Con ese amigo, organiza un plan atractivo, un viaje, una fiesta. Pronto rescatarás a otra gente olvidada, conocerás gente nueva, lugares que despertarán tu interés. Todo ello te enseñará muchas cosas.

Aprende todo lo que puedas, aprovecha la oportunidad. Aquí se inicia una verdadera ‘metamorfosis’ donde sabrás darle sentido, fin y significado a un desamor. No te quedes pasmado sin hacer nada, creyendo que has perdido lo ‘mejor’ de tu vida. No puedes ser tan tonto para creer eso.

No predigas lo que va a pasar. Habrá otra persona, otra ilusión… en otro momento. Pero ahora empéñate en realizar proyectos que te hagan crecer y tengan poder constructivo. Porque en la vida hay más ilusiones y deseos que una pareja. Y da la casualidad, que cuando esos abundan, aparece una persona especial. Si estás bien contigo mismo, SOLO, eres ‘grande’. Recuerda que, el mejor alimento para tu autoestima se obtiene en la soledad, sobre todo tras unos golpes emocionales. Porque estos golpes, no son para hundirte, sino para hacerte crecer, y ser una persona íntegra, positiva y sabia, muy sabia, atractiva a los ojos de los demás.

Las otras puertas son para niños e inmaduros…

… demuestra en todo momento lo que eres.

Producto disponible en Amazon.es

Deja un comentario