Los hombres que ya tienen pareja

Los hombres que ya tienen pareja
Puntúa este post

‘Nadie elige de quién se enamora’.

‘El corazón tiene razones que la razón no entiende’.

Producto disponible en Amazon.es

Ambas, frases hechas del acervo popular que tienen su parte de verdad, pero por encima de circunstancias puntuales: entrarles o que nos entren sin saber su ‘estado’ o caer en la tentación ante la atracción por alguien emparejado, cuando esta situación se prolonga hay que mostrar la COHERENCIA o DIGNIDAD que debemos tener como personas. (Sí, no es un error, lo has leído bien: coherencia ‘O’ dignidad, no ‘Y’, lo explicamos más adelante).
Como reza el título de esta lectura, planteamos el tema en base a los hombres que ya tiene pareja; pero la lectura será IGUALMENTE VÁLIDA EN EL CASO DE MUJERES YA EMPAREJADAS. De un modo u otro, es algo que está presente de modo palpable en muchas relaciones; de hecho muchas relaciones de pareja que se mantienen felizmente en el tiempo han comenzado cuando uno de los miembros estaba aún emparejado con otra persona.

Pero vamos a distinguir lo que puede ser asolapar por corto período de tiempo dos relaciones y decantarse por una y romper otra, o un escarceo de un/a single con una persona emparejada y que no va más allá de eso, dejarse llevar por un calentón y tener algún encuentro sexual furtivo (algo que a nuestro juicio es JUGAR CON FUEGO pero que no es el objeto de análisis de esta lectura), y lo que significa mantener durante tiempo una aventura con una persona ya emparejada.
Esto es lo que abordamos: Una relación prolongada en el tiempo y lo que supone: primero, UN DESEQUILIBRIO EN LA SITUACIÓN EMOCIONAL DE UNO Y OTRO. Por parte de la persona que está emparejada las razones que le llevan a tener una aventura pueden ser varias: como vía de escape para salir de una relación insatisfactoria, por el morbo de un deseo satisfecho, porque hay quien dice sentirse agobiado con la monogamia, el miedo a tener todas sus emociones en un solo saco, etc. Por parte de la persona single el tener una aventura puede ser por diversos motivos, entre ellos: por dejarse llevar por una atracción y pensar ‘por qué no intentarlo’, por no resistir una tentación física, etc. La situación e interés de uno por otro se ha podido dar por motivos diversos: cercanía en los estudios, complicidad de trabajo, alguien a quien conocemos circunstancialmente y sin saber si está emparejado nos seduce o seducimos…

loading...

A la persona single la aventura SIEMPRE le va a perjudicar, le ES DESFAVORABLE PORQUE NO ESTÁ EN IGUALDAD DE CONDICIONES emocionales. El peso de una relación normal debe ser equilibrado, pero aún así puede llevarlo más uno de sus miembros que otro, pero para que la relación sea ‘sana’ siempre debe darse desde una igualdad de condiciones emocionales. En este caso que planteamos es el/la single quien tiene claramente el papel de ENTREGADO/A, no de enamorado/a. Entregado porque es quien sacrifica su tiempo y cambia sus hábitos por la persona emparejada, quien no hace planes por estar a expensas de su llamada, de su visita, de que éste/a se zafe de sus compromisos para poder estar juntos…

AFECTIVAMENTE una aventura prolongada en el tiempo con alguien emparejado ES PAN PARA HOY Y HAMBRE PARA MAÑANA. DEBE RESOLVERSE PRONTO o de lo contrario desgasta emocionalmente y ES ALGO INSOSTENIBLE. O bien él rompe su relación anterior, porque ésta quizá está en crisis y la aparición de una tercera persona es el detonante de la ruptura anunciada, o termina con su aventura; de lo contrario mantenerse cerca de alguien que TIENE UNA DOBLE VIDA es algo que tiende a complicarse cada vez más.

“PRESIONES” EXTERNAS
Las razones y/o presiones que puede argumentar el emparejado para no romper con su pareja pueden ser múltiples y algunas pueden incluso parecernos comprensibles: círculos sociales y familiares, trabajos en común, hijos en común, hipotecas… En definitiva, influencias e implicaciones familiares, económicas, etc., que van más allá de las emocionales que suelen argumentar ya nos les unen…; pero esas presiones u obstáculos no son más que BARRERAS PROPIAS DEL MIEDO.

QUÉ APORTA UNA RELACIÓN CON UN HOMBRE QUE TIENE PAREJA
Lo más gratificante, buenos ratos: aquellos de atenciones, de caricias, de encuentros sexuales, y de piel con piel que se comparten con él y que hacen a la mujer sentirse especial; lo más ingrato, LOS MÁS, los que le siguen, el día a día, los de sensación de vacío; aquellos en los que la mujer se siente más sola que la una ante cualquier acontecimiento de su vida social, familiar y afectiva: viajes, celebraciones, enfermedades, problemas de toda índole, cualquier circunstancia en la que ella querría estar acompañada… y sin embargo, él no está presente. Ahí es cuando realmente se precisa el apoyo de la pareja para compartir, y es ahí cuando un hombre que mantiene otra relación no está.

QUIÉN ES EL INFIEL
El infiel es EL QUE NO MANTIENE SU LEALTAD moral y física con su pareja; esa responsabilidad es del emparejado. Pero, la responsabilidad de la mujer en este caso es la de que DEBE SER CONSCIENTE Y ASUMIR QUE MANTIENE UNA RELACIÓN CON UN HOMBRE EMPAREJADO, alguien que por un lado engaña a su pareja, y que por otro no es capaz de tomar la decisión de asumir su ruptura con ella y emprender una relación nueva, o acabar la aventura. Pero, realmente ¿queremos estar con un hombre infiel? ¿Qué confianza podemos depositar en alguien con esa falta de valores?
Normalmente son personas COBARDES y con falta de arrestos para acabar una relación u otra, como también son gente sospechosa en otros terrenos: si carecen de escrúpulos en esta faceta de su vida, no los tendrán, probablemente tampoco en otras… Suelen mostrarse victimas e infelices con la vida que llevan con su pareja ‘oficial’ y esto mantiene a sus amantes con la expectativa de ser un bálsamo e importantes para ellos. Pero si sus amantes son importantes para ellos, ¿por qué las ningunean dejándolas en la situación indigna de ser ‘la otra’?… Aquél personaje calamitoso que ya lo escuchaban de La Piquer en su ‘Romance de la otra’ nuestras madres y abuelas: “yo soy la otra, la otra, y a nada tengo derecho (…) y me alimento a ‘escodias’ con tu besos y tu pan (…), te quiero siendo la otra, como la que más te quiera…”
Y ése es otro de los problemas: que un hombre emparejado nos puede llegar a calar hasta el tuétano. ¿Por qué? Quizá, porque son difíciles, porque tienen su morbo, porque suponen un reto, y eso es un atractivo para mujeres débiles y de baja AUTOESTIMA QUE BUSCAN APROBACIÓN en sus relaciones; además ¿cómo vamos con nuestra empatía femenina hacia la gente con problemas a resistirnos a no consolar a alguien que sufre, a alguien que dice querernos y que somos su oasis de paz?…, pero digámoslo claro tras esa fachada de persona atormentada, lo que suele esconderse es ALGUIEN CON MÁS MIEDO QUE VERGÜENZA, que no quiere tomar ninguna decisión que suponga un riesgo, un ser pusilánime, inmaduro y sin escrúpulos que no se enfrenta a la situación, que no asume sus compromisos. Alguien que, pensémoslos bien, NO ES EL HOMBRE QUE QUEREMOS COMO COMPAÑERO.

COHERENCIA O DIGNIDAD
HE AQUÍ LA DISYUNTIVA que apuntábamos al principio de esta lectura. Ante esa situación, la decisión de la mujer puede ser de absoluta COHERENCIA O de completa DIGNIDAD.

Producto disponible en Amazon.es

COHERENCIA para asumir, sin atormentarse ni esperar nada más, que se está VIVIENDO UNA HISTORIA CON UNA PERSONA YA EMPAREJADA y disfrutarla; cada persona debe ser responsable y consecuente con sus actos y saber si le compensa, algo que claramente la convierte en DEPENDIENTE (ver novipedia), o tener la DIGNIDAD para valorarse y respetarse como persona y tomar una decisión que puede ser dolorosa pero consciente y responsable de romper y DESAPARECER de la vida de alguien que no la quiere; si la quisiese emprendería y apostaría por una nueva vida juntos.

Desde la filosofía de empareja2.es ya hemos expresado que la INFIDELIDAD ES propia DE SERES COBARDES, y que es “una acción con una repercusión ética y moral similar a la de la mentira, el hurto, la vejación o la violencia” (sic) y que ante una persona que no nos quiere NO DEBEMOS QUEDARNOS A SU LADO A CUALQUIER PRECIO, es algo que defendemos en uno de nuestros NUNCA HAGAS. La responsabilidad es de ellos, SON LOS QUE COMETEN LA INFIDELIDAD, pero nosotras también debemos ser fieles a nosotras mismas, ser personas FUERTES, con la suficiente integridad y autoestima para TOMAR LAS RIENDAS DE NUESTRA VIDA (AUTOdependientes)… sabemos de la importancia de sentir y dar amor, pero ¿ES DIGNO DE NUESTRO AMOR ALGUIEN QUE NO NOS DA NUESTRO LUGAR?

Producto disponible en Amazon.es

Deja un comentario