Me frustra que los demás no sean como yo espero

Me frustra que los demás no sean como yo espero
Puntúa este post

Cuando alguien contrata mi apoyo como coach, en un primer lugar vamos hacia la causa, no al efecto, de ninguna de las cosas que le ronda. Por lo general, la gente me viene con efectos: ‘mi pareja me ha dejado’, ‘no aguanto a mis padres’, ‘mi socio intenta hacerme daño’ o ‘la gente no actúa como espero’.

Todo eso no son más efectos: donde hay que ir es a la CAUSA. En este caso, la causa de tu problema concreto, que la gente no actúe como esperas y eso te provoque desazón, se halla única y exclusivamente en ti.

Producto disponible en Amazon.es

La causa es, exclusivamente, esa: que te guardes las cosas, que las mastiques, rumies e intentes desentrañar, a partir de un único razonamiento (el tuyo) sin que te intervengan otras posturas que sirvan para solucionar el problema. Y puesto que en toda relación es el apoyo de dos fuerzas las que resuelven el problema, que seas tú la encargada de lidiar con una única parte, con el yin del asunto (y no tener nada de yang para compensar) provoca que estés como estás.

Tal y como expreso en mi libro Encuentra tu Expresión, el cual te recomiendo por el mero hecho de que sé que te va a ayudar, tienes tres miedos básicos:

loading...

1. a que te manipulen,
2. a que te controlen,
3. y a que abusen de ti.

Esos tres miedos con los que convives te hacen meterte en un plano de acción que hace pervivir el sistema de aprobación en el que has vivido siempre, que no es otro que agradar a la gente que tienes cerca para no perder su confianza, amistad, cercanía, empatía, relación, etc, etc, etc.

Sin embargo, tú no deberías mantener una relación QUE HACE QUE TU MENTE FUNCIONE EN OTRA FRECUENCIA A LA QUE REALMENTE FUNCIONA. Es decir, si estás hecha para funcionar en la frecuencia 87 y te vas a la 96 sólo por agradar a otra persona, las situaciones que vas a sintonizar estarán en la frecuencia 96, las cuales no tienen nada que ver con tu frecuencia 87 y eso te traerá muchos, muchos, muchos problemas.

Por supuesto, cambiar tu frecuencia es salirte de tu centro, algo que ya habrás leído en el libro ¿Sabes por qué te han dejado?, eje central de empareja2.es. Si te sales de tu centro, dejas de asistirte, de ayudarte, de complacerte, y todo por agradar a otra persona que no está resolviendo la relación contigo. Ojo, no hablo de que cumpla tus expectativas, lo cual sería un error tuyo. Tú no tienes que esperar que nadie cumpla algo para tú ser feliz. Lo que estoy hablando es que la correspondencia que esperas no se acompasa a lo que tú estipulas y tú, en lugar de abandonar la relación o exponer tus directrices, TE CALLAS.

Y ahí ya tenemos todo el pescao vendido.

Decir NO, el poder de la negación, es una de las herramientas más valiosas con las que cuentas en tu relación con las personas. No se trata de negarte a ti misma, o negar a otras personas su entrada en tu vida. Se trata de que digas NO a todas aquellas situaciones que no toleras, no permites, no das cabida, en lugar de callarte o asentir mientras piensas ‘no quiero esto, no quiero esto, no quiero esto’.

Producto disponible en Amazon.es

Todo pensamiento que esté en total disonancia con tu actitud es lo que te provoca dolor, tal y como habrás leído en el artículo de Pensamiento vs Actitud. Así pues, lo que debes hacer es EXPONER todo aquello que consideres oportuno que no va con tu vida.

Pensarás que si dices que NO a todo lo que no quieres contigo vas a perder relaciones, amistades, ligues, pero yo te digo que si tú haces caso a tu intuición y a lo que deseas, que no es otra cosa que tu Ser Expresivo, cada vez que digas que no estarás siendo fiel a tu frecuencia; se alejarán de ti las personas que se encuentren en frecuencias disonantes y se acercarán las que sí encajen con tu forma de ser.

Y eso es, sencillamente, felicidad.

¿A quién te cuesta decir NO? A las personas que se encuentran en tu radio de acción. A las personas más cercanas. Por supuesto, no te importa decirme ‘NO, Carlos, por ahí no paso’. Pero, ¿a tu madre? ¿A un nuevo novio? ¿A un jefe? La historia es que esas son las personas que más daño te hacen a la larga, ya que son las que van a dominarte a través de su imposición o, lo que es peor, a través de una energía sinuosa, una energía de lástima, donde tú sientas compasión o miedo, ambas situaciones nada recomendables el sentirlas por alguien que no está en tu frecuencia.

¿Qué ocurre si alguien a quien dices NO se marcha de tu lado? Imagina que es alguien que te pide dinero y le dices ‘NO, no soy alguien que deje dinero, eso sólo trae problemas”. Si en ese momento esa persona se marchara de tu lado, ¿qué es lo que quería de ti? ¿Tu compañía o tu ayuda económica? Si es un familiar que te pide que le ayudes en una mudanza que deja de hablarte porque tienes otras tareas y no puedes ir a su casa, ¿qué quería de ti? ¿La relación contigo o tu mano de obra?

Comprobarás que debes buscar el que la gente quiera algo DE TU INTERIOR, y no algo de tu exterior. Algo de tu ser interior y no de tu capacidad para trabajar, hacer reír, llenar los bolsillos o cualquier otra acción que se te ocurra en la que tú complazcas por el miedo a perder a esa persona.

Empieza a cuidarte, a decir NO a las situaciones que no toleras, y comprobarás que tu frecuencia atrae las cosas que realmente van contigo, y no todo lo que crees que vas a conseguir manteniendo estructuras externas a ti que no van en absoluto contigo.

Te recomiendo el libro, te recomiendo que pongas en práctica cuanto antes esto que te digo y que vayas informando de cómo das estos pasos, vitales para crear una nueva versión, más fuerte, de ti.

Producto disponible en Amazon.es

Deja un comentario