Me ha dejado y creo que voy a enloquecer. Quiero que vuelva.

Me ha dejado y creo que voy a enloquecer. Quiero que vuelva.
Puntúa este post

Normalmente cuando nos deja la persona a la que amamos, solemos comportarnos de forma totalmente equivocada. Por lo general no hacemos otra cosa más que insistir, suplicar, rogar, sin darnos cuenta que no volverá nunca por el simple hecho que le insistamos. Es por eso que las flores, los bombones, las cantinelas bajo su balcón a la luz de la luna, las súplicas, los lloros, los poemas y las cartas de amor, no hacen otra cosa que alejar a la persona querida aún más de nuestro lado.

Si tu pareja te ha dejado, lo que no puedes es pretender que vuelva sea como sea. Tú no decides sobre su vida. Esa persona es plenamente consciente de que te está dejando, y lo hace por una razón: no te quiere. Así de simple. Y ¿qué pretendes hacer para que vuelva? Arrastrarte, suplicar, llorar, amenazar, dar lástima… todas son actuaciones PATÉTICAS que demuestran lo POCO que te quieres a ti mismo/a, ya que si te quisieras llorarías en silencio la pérdida (y no más tiempo del necesario), te armarías de valor y saldrías de nuevo al mundo con tu mejor cara. Pero si quieres obtener palabras de tu ex pareja que te digan ‘lo mucho que te quiere pero lo vuestro no puede ser’ mientras que los hechos van por otro lado, solo estarás rebajando tu autoestima y ensalzando tu dependencia. ¿O acaso no podías vivir perfectamente antes de conocer a esa persona que tanto anhelas ahora? En el momento en que alguien tiene que suplicar amor está demostrando que necesita sentirse dependiente de alguien a quien querer. Ninguna ex pareja va a volver contigo porque le pidas por favor que vuelva, y en el caso de que así fuera, ¿de verdad quieres tener a tu lado a una persona que está contigo simplemente por hacerte un favor, o porque le das lástima?

Producto disponible en Amazon.es

¿Volver a cualquier precio? No. Eres tú quien tiene que volver a pensar con claridad y a darte cuenta de que estás restringiendo tu horizonte a una persona. ¿Qué hay de ti? ¿No crees que tú eres más importante? Plantéate lo siguiente, ¿qué es lo más importante en tu vida? ¿La otra persona? Vaya… estás proclamando que el eje de tu vida es alguien que se ha ido de tu lado por su propia voluntad. NO. Lo más importante en tu vida eres tú, y si sigues tirándote por tierra, cuando tu estado de ánimo mejore vas a arrepentirte y a avergonzarte. Aprende lo mejor de los malos momentos. Quédate con lo bueno. Procura tomar esta etapa para mejorar como persona, que es lo más importante.

Si no quiere estar a tu lado, deja que se marche. Esta teoría choca frontalmente con todas tus creencias establecidas, incluso con los consejos que te pueden llegar a darte algún familiar o amigo (del estilo ‘lucha por esa persona’, ‘Deja que se lo piense, que es un alguien con mucha bondad’). Pero ten en cuenta que llevas mucho tiempo rogando y suplicando, y el único resultado que has obtenido es que la persona querida cada vez está más distante y más fría, incluso parece que le molesta simplemente verte. Además, ¿qué es eso de luchar por alguien que te ha demostrado que no te quiere?

loading...

También habrá personas que, en estos momentos de desesperación, te convenzan de que tienen ‘fórmulas’ o ‘técnicas’ para recuperar a tu pareja. Y lo de recuperar a una persona que te ha dejado por su propia voluntad indica dos cosas:

1. Que menosprecias su inteligencia, al no darte cuenta de que esa persona vive y decide, sin ser una marioneta a la que se pueda hipnotizar o engañar con alguna treta para ‘confundirla’ y que vuelva a tu lado.

2. Que no vas a arreglar absolutamente nada si tu felicidad pasa por tener cerca a una persona, en lugar de intentar ser feliz por ti mismo: si realmente no puedes vivir, si te angustia el porvenir, si te despiertas sudando, si te puede la ansiedad, y todo eso es porque te falta una persona, ALGO FALLA EN TI. Ponerte, entonces, a la tarea de tener que recuperar el amor de una persona, como si fuera una pieza que falla en tu motor, cuando no te falta nada, cuando lo tienes todo para ser feliz (y, sobre todo, siendo alguien que ha decidido no estar contigo), todo ese trabajo, esa energía que pones en RECUPERAR una persona, como si fuera un objeto perdido, habla de tu poquísima autoestima, de lo poco que sabes vivir sin nadie y lo mucho que necesitas una mamá o un papá.

Desde luego, no es un crimen, pero no creas que es digno ni adulto. Es un error gravísimo.

3. Intentar ‘recuperar’ a una persona implica que CAMBIES TU FORMA DE SER. Si alguien te dice que puedes recuperarla, estamos seguros de que no será siendo tú mismo/a, actuando como sientes, demostrándole más y más amor. Todo lo contrario. Estamos seguros de que será actuando de una forma cambiante, altiva, con algún menosprecio.

En un marco, la separación, en la que deberías cuidar de ser la persona que eres, para evitar más frustaciones, para evitar hacerte más daño con actitudes infantiles, o algún comentario socarrón en respuesta a un e-mail suyo… todas esas ‘estrategias’ que sigas estarán cambiando tu forma de ser. Tú en realidad deseas ser de una forma, pero esa forma no funciona y mereces estar en silencio, contigo, sin hacer nada, reflexionando cómo han ido las cosas y dejando que el tiempo vaya haciendo lo que ha hecho con todas las personas del mundo: hacer que te recuperes…

Producto disponible en Amazon.es

… y no creando estrategias o yendo de algo que no eres para recuperar a tu ex pareja.

Indudablemente es el momento de cambiar de estrategia a fin de buscar resultados mejores (para ti, no para que vuelva). Por eso debes respetar su decisión y resignarte a dejarle marchar. Desaparece. Y sólo si te quiere y se da cuenta de que ha cometido un error, volverá. Si no te quiere…

…¿para qué quieres que vuelva?

Producto disponible en Amazon.es

Deja un comentario