Me preocupa quedarme calvo

Me preocupa quedarme calvo
Puntúa este post

Podría ponerte cien mil ejemplos de hombres con poco pelo y que aun y todo son terriblemente atractivos.

Y unos cuantos ejemplos de hombres calvos, o que se están quedando sin pelo, y que no tienen ningún valor… y por esa misma razón, y no por el pelo, no llevan a cabo sus realizaciones personales. Importa muy poco que una persona sea calva. Influye decisivamente más el que su personalidad sea arrolladora, y no tanto que tenga flequillo o rizos.

Producto disponible en Amazon.es

El pelo, a fin de cuentas, es pelo, y nada más. Y eso, con el tiempo, acabará desapareciendo… pero no la palabra, ni la capacidad para relacionarse o el estilo y la capacidad de trabajo que se tenga.

Todos tenemos defectos, yo acusé en mi juventud unos cuantos pero a día de hoy soy feliz con mi físico, pese a que choqué con muchísimos estereotipos sociales. Y, como las personas no perciben inseguridad en mí, eso deriva en un atractivo. Si yo intentara esconder alguno de esos fallos, por sentir algún tipo de complejo, acabaría redundando en mi seguridad, mi autoestima y mi relación con otras personas, y seguramente tendría más de un problema para seguir relacionándome, por ejemplo en el trabajo, o en mis proyectos, o simplemente para emprender un viaje.

loading...

No eches la culpa a lo que se ve por fuera, y sí a todo lo que hay por dentro, que es lo que GANA TODAS LAS BATALLAS.

¿Te hace pensar en suicidio el estar perdiendo pelo? En cualquier caso, que se te crucen pensamientos de ese tipo y te avergüences de ellos es más propio de un TOC, un trastorno obsesivo compulsivo que te hace pensar en las peores soluciones y desenlaces en tu relación con el mundo, antes de algo que realmente tengas pensado llevar a cabo. Es decir, que ni tú mismo te lo crees del todo, así que no deberías temer por el simple hecho de pensarlo. Son los extremos a los que llega tu mente para caer en las zonas más oscuras, para sopesar los posibles peligros y decadencias mentales, y de las que después te tocará alejarte remontando el vuelo.

Sé que ahora, con una calvicie incipiente y una autoestima trillada por el desánimo, la soledad por tu ruptura, y una serie de circunstancias que no dejan mucho lugar a la euforia (ni siquiera a una simple estabilidad emocional), lo último que te planteas es sentirte positivo y empezar a construir desde ese punto. Tendrás que salir antes del fango, limpiarte y, entonces ponerte a trabajar, como es lógico. Y para que ese punto llegue tendrás que destruirte por completo, asumiendo lo que tienes.

Eres calvo, igual que lo es Bruce Willis, Benzemá o Guardiola. Te estoy poniendo casos de personas famosas, los primeros que me vienen a la cabeza, porque son gente que conocemos todos… pero puedes ir por la calle y ver a muchísimos calvos que son felices, y el pelo es en lo último que piensan. Tú estás ahora en el momento de perderlo y, como toda transición, duele y te hace pensar en fatalidades, pero no deja de ser un cambio al que debes acostumbrarte, PORQUE ESTAMOS EN LA VIDA PARA APRENDER A PERDER, única y exclusivamente, y esto que ahora te hace morder polvo es mejor de lo que imaginas.

Como te he dicho antes, te esperaba una respuesta esperanzadora.

Que hayas caído tan bajo como para plantearte el sentido de la vida, bien puede ser por haber perdido pelo, por haber perdido un brazo o un trabajo: las razones por las que una persona sufre y llega a caer tan bajo no importan. Lo que importa es el resultado de dicha reflexión. Si este hecho te está conduciendo a ese dolor, a esa introspección tan severa, FELICIDADES. Ojalá muchos llegaran a ese punto de desánimo, de destrucción, de miseria y de depresión, porque es ahí, en la Nada donde se comienza a construir, donde empezarás a crear tu propia felicidad, y no lo será el agarre a cosas de las que dependes pero que no siempre formaron parte de ti (cuando naciste no tenías tupé, ¿verdad?) Te toca ir desligándote de cosas que no van contigo; tu propia naturaleza te está dando una gran herramienta para ser feliz al decirte ?esto lo dejamos a un lado, Burton, vamos a estar bien sin ello”.

Producto disponible en Amazon.es

Insisto nuevamente y con todo el optimismo del mundo en que, a pesar de tu dolor, y aunque te quede mucho por dolerte, es algo muy positivo y que te dará mucha fuerza de cara al futuro. La gente más fuerte es la que ha asumido más pérdidas y ha vivido más cambios, y tú estás metido en todo el fragor de una gran batalla que no todo el mundo vive a esa edad (22 años, un verdadero regalo).

Te recomiendo, de momento, que busques un rato cada día para llorar esa condición tuya que te hace deprimirte, que te hace hundirte, que te tiene tragando arena allí por donde pasas, porque llorar te hará madurar, mientras que acallar el dolor te llevará a ser aún más débil. Busca la lectura sobre los beneficios de las lágrimas, que serán tus compañeras en esta nueva etapa.

Vamos a darnos cuatro meses. Cuatro sencillos meses, y a mediados de diciembre nos cuentas cómo vas. ¿Qué te parece este tiempo de superación personal? ¿Lo llevamos a cabo? ¿Te apoyas por aquí y le vamos sacando punta?

Producto disponible en Amazon.es

Deja un comentario