Me siento culpable por haber seguido con algo que no quería

Me siento culpable por haber seguido con algo que no quería
Puntúa este post

Si esa es tu “condena”, si esa es tu culpa, ¡perfecto! Menos mal que es esta y no otra… ¿Te imaginas culparte de haber dejado que se fuera? ¿Te imaginas culparte por cosas que no son tu culpa, como su decisión de estar con otra persona?

Por aquí verás a cientos de personas que se culpan porque su pareja los abandonó, cuando las decisiones de terceros son decisiones, y no pueden estar fundamentadas en absolutamente nada INVOLUNTARIO que hayamos hecho. Es decir, que las cosas que hicimos por propia voluntad no pueden ser condenadas. Es como si mi novia me deja porque se me rompe un vaso de agua. Yo no he tirado aposta ese vaso de agua, ha sido algo involuntario.

Producto disponible en Amazon.es

De la misma forma, si tú te comportas como realmente deseas y quieres, nadie puede utilizar tu comportamiento como argumento para dejarte, porque es algo involuntario. Desde luego, si esa persona te deja porque le has sido infiel, no debes culparte por haber actuado como te apetecía pero SÍ DEBES HACERTE RESPONSABLE de la situación en la que te encuentras, en lugar de culparla a ella o culpar a tu amante.

Tú no tienes la culpa de actuar involuntariamente, de acuerdo a tus impulsos, de la misma forma que yo no puedo ser culpable de mis causas como ser miope o depender emocionalmente de la comida porque de pequeño me sometieron a una dieta estricta. Sin embargo, sí que debo ser plenamente responsable de los efectos de esas causas, de las consecuencias.

loading...

Decidí hacerme responsable de lo que digo y hago, porque asumir responsabilidades es lo que me ha hecho madurar.

En este sentido, tú no tienes la culpa de que tus padres te educaran metiéndote el miedo en el cuerpo, pero una vez eres consciente de que te dieron una mala educación, debes hacerte responsable de tus limitaciones, las que todos tenemos, en lugar de seguir culpando y responsabilizando a tus padres del problema.

Las culpas para nadie (todos los agravios surgen de la ignorancia). La responsabilidad para uno mismo.

Por todo esto, no debes culparte por haber seguido con alguien de quien dependías. Tu dependencia tiene patrones muy arraigados en tu infancia, y necesitar de alguien para ser feliz es algo que nos han inyectado en el cerebro a través de innumerables vivencias, así que no es fácil ni inmediato borrar esa dependencia. Requiere mucho tiempo. Y si bien no debes culparte, sí que debes responsabilizarte de haber estado más tiempo con alguien con quien no querías estar, porque esa responsabilidad te hará ver que fuiste dependiente, que la culpa de ser el palo que aguantaba la vela en tormentas donde no querías meterte no es tuya, sino que parte de tu educación, pero sí que eres responsable de tu actitud…

… y, así, será la primera y última vez que lo hagas. Te lo aseguro.

Por último, decirte que si ves maldad en las personas, si no entiendes que su comportamiento es debido a su ignorancia, si no entiendes que las personas hacen daño porque no se quieren, porque no son capaces de empatizar contigo y por eso te han dañado, seguirás atrayendo eso hasta que entiendas que eres Uno con esas personas.

Producto disponible en Amazon.es

Todo en la Vida se basa en eso, en aceptar que somos Uno con todo, y cuando nuestras vibraciones nos alejan de los demás, nos hacen Reprimirlos y nos hacen rechazarlos, conectamos con ellos, con esas circunstancias de las que tanto huimos, hasta que aprendamos a convivir con ese Todo que somos nosotros.

Al contrario que mucha gente, que culpa y responsabiliza a sus ex parejas de su mala fortuna, prueba a no culpar a nadie y sí a responsabilizarte de todo lo que vives, sientes y deseas. Siendo Uno con Todo. Verás el CAMBIO.

Producto disponible en Amazon.es

Deja un comentario