Mi ex pareja me hace daño… ¿y no tiene culpa de nada?

Mi ex pareja me hace daño… ¿y no tiene culpa de nada?
Puntúa este post

Pongamos el típico ejemplo de una ex pareja que hace daño con sus palabras.

Bien… primero: el dolor, la humillación, la vejación, la ira… todo eso está en nuestra cabeza. Si realmente un daño fuera universal e hiciera daño a cualquier persona, entonces bastaría meterse entre dos niños de preescolar que se están insultando, pedirle a uno de ellos que te insultara y darte cuenta que ‘idiota’, ‘tonto’, ‘estúpido’ y otras cosas que pueda decirte un crío no te hacen el más mínimo efecto.

Producto disponible en Amazon.es

¿Son las mismas palabras que las de una persona adulta… o UNA PERSONA CERCANA A TI? Sí, pueden ser las mismas. Entonces… ¿son las palabras O LA INTERPRETACIÓN E IMPORTANCIA QUE DEMOS A ESAS PALABRAS?

Eso para empezar: todo está en tu cabeza, tú eres el que convierte palabras en insultos. TÚ ERES EL QUE TE INSULTAS.

loading...

Asimismo, una persona sólo es mala si se le permite SEGUIR SIENDO MALA. Quizás te pueda decir algo doloroso una vez… vamos a permitir incluso dos. Bien… que lo haga tres… cuatro… ocho, quince veces ahí la gilipollez congénita es tuya, no de la persona que te ‘agrede’.

¿Y por qué tú eres responsable? Porque estás CERCA DE LA FUENTE DEL DOLOR, algo que deberías evitar mientras te sientas débil (para eso recomendamos desaparecer, para sentirnos fuertes).

Tú puedes seguir pensando que tu ex es una mala persona y que ha hecho todo lo posible por hacerte daño, pero con eso no vas a arreglar nada. Puedes insultar a esa persona, gritar a los cuatro vientos lo peor que se te pase por la cabeza, pero… ¿esperas que alguien te dé la razón? ¿Esperas que hablemos mal de alguien que no conocemos, pero bien de alguien que se está mostrando débil por asumir palabras humillantes para sí mismo?

Piensa en quién hace daño a quién.

Producto disponible en Amazon.es

Producto disponible en Amazon.es

Deja un comentario