Mis padres no me apoyan en mi elección

Mis padres no me apoyan en mi elección
Puntúa este post

Seguramente hayas escuchado de tus padres algunas frases como ?más te valdría hacer algo de provecho”, ?con todo eso que supuestamente sabes podrías hacer algo positivo, porque ya está bien” o ?a este paso no vas a ser nadie”.

Lo primero que debes hacer es analizar el origen de estas palabras. Seguramente tus padres no sean premios Nobel, ni sean catedráticos, ni tengan sus propias empresas multimillonarias, ni siquiera tendrán su propia carrera universitaria. Precisamente es por estas carencias por lo que PROYECTAN SUS FRUSTRACIONES CONTRA TI. Lo que ellos querrían haber sido siempre, quieren que tú lo seas; lo consideran lo más apropiado, lo más correcto, lo más próspero y lo más necesario para un ser humano. Así pues, si se sienten frustrados con su vida laboral querrán que estudies, tengas dos carreras, tres máster y vayas a una multinacional a ver pasar las horas hasta desgastarte, porque más valen 1.000 euros en tu nómina que estar buscándote la vida SIN QUE ALGUIEN VALORE LO QUE ERES.

Producto disponible en Amazon.es

Porque, sí, para tus padres es mucho más valiosa la palabra de un empresario que te explota y te da una propina a fin de mes, que el autoconcepto que tú puedas tener de ti mism@. ¿Crees que eres alguien con valor? ¿Con futuro? ¿Sientes que puedes dar grandes cosas a este mundo? ¿Estás por encima de las aspiraciones de los demás? Eso para ellos no importa: si un empresario puede exprimirte, y durante el proceso merma tu autoestima y acalla lo que eres en su propio beneficio, tus padres considerarán que tiene razón, simplemente porque él es un hombre de dinero, y tus estúpidas y juveniles aspiraciones no valen absolutamente nada si no están filtradas por el rasero de lo económico.

Vales lo que tienes, no lo que eres. Eso es lo que tus padres piensan de ti.

loading...

El peor papel que puedes adoptar en estos momentos es hacer mucho caso de dos personas que, aunque las quieras mucho, no dejan de ser ignorantes de todo cuanto les rodea. Han sido siempre dos personas que dan importancia a negreros que explotan a sus hijos, a profesores que limitan sus capacidades, sólo porque pesa más la palabra del titulado, el empresario o el señor de la bata blanca antes que el potencial que sus hijos puedan tener. Ante tal ignorancia, ante tal falta de perspectiva y con unas miras tan limitadas, lo último que debes hacer es tener en cuenta lo que dicen sobre tu trabajo, sobre tu actividad o sobre tu futuro, porque no entienden absolutamente nada.

Repito esto porque es importante: no es que no quieran entender, sino que NO ENTIENDEN LO QUE HACES. Es como hablarles en chino, por mucho que les expliques que tus sueños están parejos a deseos de lo que ves que puede funcionar en la Vida, por mucho que les expliques que tienes más conocimiento del medio que ellos y que sabes cómo rueda la vida y las personas que tratan contigo a diario, ellos sólo entenderán que si tienes problemas de dinero (como la mayoría de la sociedad) o si no cumples con el rol que ellos quieren, entonces serás alguien sin provecho y ?deberías hacer algo positivo”.

La vida de un artista, un escritor, un actor o un humorista está plagada de críticas similares. ¿Sabías que los mejores actores de Hollywood, incluso los mejores pagados, tuvieron la falta de apoyo de sus padres? ¿Sabías que negaron en todo momento la carrera de su hijo, y sólo se vanagloriaron cuando vieron dinero? ¿Y que incluso en ese estadio de su vida, seguían pensando que debería hacer algo más importante para su vida y la de los demás que pintar cuadros, hacer reír o salir en televisión?

Ante esto, cabe preguntarse: ¿qué es más importante para la vida de los demás? ¿Ser un excepcional pero ignominioso contable de una empresa de recambios que cobra 2.000 euros al mes, o un escritor que vive en la incertidumbre económica pero que entretiene a miles de personas con sus libros?

Si has pasado por este trance, el de enfrentarte a la falta de elogio, apoyo, halago y soporte emocional de tus padres, CREE EN TI. Cree en lo que haces, cree en lo que ellos nunca han creído. Rompe con esa ideología que pretenden transmitirte, elimina todas esas fronteras que tienen su tope en la figura del empresario que, con su dedo índice acusador, te pone etiqueta y da validez a tu persona, siendo tus padres los primeros que te dicen ?él tiene razón, deberías aguantar más, no transiges nada”.

No, no transijas. No, no toleres que nadie te menosprecie, ni siquiera ellos. No dejes que nadie te ponga etiquetas, no dejes que el dinero sea el rasero de lo que vales. No pases a ser una tuerca más, sólo porque el MIEDO de tus padres te relega a la estandarización de tus capacidades, a la limitación de lo que realmente eres y has venido a hacer en este mundo.

Producto disponible en Amazon.es

Estoy seguro de que eres mucho más grande y próspero de lo que nunca has soñado, estoy seguro de que sabes perfectamente que no has venido a hacer LO QUE DOS PERSONAS LLENAS DE MIEDOS QUIEREN QUE HAGAS. No importa quienes sean y digan de ti: lo que importa es lo que tú seas y digas de ti mism@. Cree en ti, cree MUCHO en ti. Sigue fuerte a pesar de todos los menosprecios y falta de apoyo que tus padres te falten, porque todas esas carencias sólo hablan de las suyas propias, y a alguien con miedos y carencias sólo puedes tenerle lástima.

Si tienes este problema, deja de involucrar a tus padres en tu vida, tenles lo más lejos posible, lucha para que no se metan en absolutamente nada de lo que haces, y sigue adelante sin sus palabras, ni siquiera las de apoyo, porque siempre estarán orientadas a reconducir lo que eres en base a sus miedos. Y, nuevamente, en esta liga no se juega con miedo.

Mucha fuerza con esta carrera que has elegido y, desde aquí, transmitirte mi seguridad en lo que haces: SI HUYES DEL MIEDO, ESTÁS EN LO CIERTO.

Producto disponible en Amazon.es

Deja un comentario