No cambio de relación por miedo a que la persona nueva no me trate igual

No cambio de relación por miedo a que la persona nueva no me trate igual
Puntúa este post

Voy a serte sincero, alguna vez me preocupó exactamente lo mismo que a ti. Pensaba: “¿y si no encuentro a esa mujer que me trate como mi ex, porque a mí lo que me gusta es una mujer más joven y guapa y más afín a mi personalidad?”

Llevaba tiempo en una relación en la que me metí después de varios palos que me hicieron pensar que el verdadero Amor no existía. Creía que había que conformarse con alguien que fuera buena persona y no diera muchos problemas… y poco más. Ya está, una relación sin altibajos, sin cosas buenas ni malas. Y así estuve, en una relación que me merecía por haberla escogido, haciendo que otra persona aguantara una relación seca y yerma, sin futuro que NO SE MERECÍA.

Producto disponible en Amazon.es

Qué cobarde fui, ¿no crees? O ignorante, porque lo cierto es que yo no me di cuenta de lo que hacía, pensaba que eso era lo normal…

El caso es que esa actitud mía tan egoísta respondía al MIEDO. Miedo a no sentirme querido, a que la chica nueva tuviera un montón de problemas irresolubles que me hicieran recordar a mi anterior pareja, que mi vida fuera a peor, que llorase más de la cuenta por haber perdido algo que, a fin de cuentas, no estaba mal…

loading...

Y ahí está el problema, porque NO DEBEMOS ESTAR CON ALGUIEN “QUE NO ESTÁ MAL”. Debemos estar con alguien que nos vuelva locos, que deseemos, que nos parezca una persona irrepetible, que no podamos estar sin ella un solo día y necesitemos saber por dónde anda, que recordemos a esa persona a cada minuto, que el sexo sea el vínculo que nos una y no una forma de “cumplir cada mes”… ¡Estar enamorados de esa persona!

Estuve, como te digo, en esa relación yerma y seca, sin futuro esperando a que las cosas cambiaran, esperando a que apareciera la mujer de mi vida, con miedo a que la Vida me castigara por haber cogido la pastilla roja… ¡Pero resulta que la Vida me estaba castigando por haber tomado la pastilla azul y quedarme donde estaba!

Entonces, hice mi despido emocional. Me di cuenta de que no quería estar con aquella persona y pasé, creo recordar que unos dos meses, llorando cada día, sin descanso. Llorando una pérdida que aún no se había dado, pero que yo sentía dentro de mí. Y cuando las cosas ya no tenían ninguna salida, dejé aquella relación. Después encontré el Amor con todas sus letras pero, ¿sabes qué pensaba al comienzo de la relación? Que no me importaba si se rompía, porque TENÍA PENSADO QUEDARME SOLO SI ESO SUCEDÍA. Tenía pensado irme de viaje, como tantas otras veces. Es decir, NO DEPENDÍA DE LA PERSONA NUEVA porque había empezado de cero por completo, y había elegido SIN MIEDO a una nueva persona de la que enamorarme.

Esa persona tenía todo lo que yo quería, y mucho más, y no me dio miedo escogerla porque ME SENTÍA SEGURO ESTANDO SOLO, NO TEMÍA EN ABSOLUTO QUEDARME SIN PAREJA, Y ESO ME HIZO IR A POR LO QUE VERDADERAMENTE QUERÍA. Esto no quiere decir que si ahora me quedo solo no sufriría, por Amor siempre se sufre porque es la Vida, y la Vida tiene cosas buenas y malas, pero lo importante es que resolví la dependencia, el miedo que sentía, antes de embarcarme en una relación, y supe sacudirme los miedos para escoger lo que realmente quería.

Y ya sin miedo a quedarme solo DEJÉ DE CONFORMARME (que no es otra cosa que resignarse) y fui a por lo que verdaderamente quería. Total, si lo perdía me quedaría conmigo mismo con quien ya estaba a gusto… ¿qué podía perder?

Te animo a que llores la pérdida todo lo que puedas, a que estés bien contigo mismo y, después, vayas a por lo que realmente quieres sabiendo que si te quedas solo no habrá drama de ningún tipo. Así, y solo así, irás a por lo que quieres en la Vida sin miedo y esa seguridad y Amor propio te darán lo mejor.

Producto disponible en Amazon.es

Producto disponible en Amazon.es

Deja un comentario