No hay quien le aguante, se enfada por cualquier cosa

No hay quien le aguante, se enfada por cualquier cosa
Puntúa este post

Últimamente se enfada constantemente. Que si por qué hemos venido aquí, que si no quiero comer en casa de tus padres, que si en el trabajo me hartan mis compañeros, que si me rodean envidiosos, que si he discutido con mi hermana menuda racha que llevamos.

No para de discutir, sin motivo alguno. ¿O sí lo tiene?

Producto disponible en Amazon.es

Bueno, cuando una persona no para de enfadarse por todo lo que le rodea es que está a disgusto con algo de sí misma. Y si todos esos enfados los manifiesta contigo, entonces es que está a disgusto con una parte de sí misma en conjunto contigo. Cuando una persona se siente impotente ante una situación, no para de despotricar. Es como cuando un bebé requiere la atención de la madre por tener hambre y se pone a llorar. ¿Qué situación estando a tu lado puede estar provocándole tal desazón?

Bueno… quizás justo eso, estar a tu lado cuando en realidad no lo desea.

loading...

Imagina que tú estás haciendo mal las cosas: estás cambiando PARA tu pareja, te has vuelto débil y vives de forma entregada, vives más su vida que la tuya propia… y sólo eso, o añadido a que tu pareja está empezando a fijarse en otra persona de su entorno, está provocando su RECHAZO.

Quizás con la posible nueva persona no pase nada, disfruta con él de momentos agradables. Pero, al llegar a su casa y quedar contigo, descubre que no tiene eso que le está gustando… y siente la atadura contigo. Para colmo, no tiene manera lógica de rechazar lo que tiene; no tiene una excusa veraz con la que decirte: prefiero a otra persona, algo que a cualquier persona le costaría muchísimo decir… En esos momento la verdad es una complicación absoluta. Así que se queda a tu lado, sintiéndose prisionera y quejándose por todo lo que le rodea.

Una forma de hacerte responsable de su desagrado ante la relación, con el fin de culpabilizarte de lo poco feliz que se siente contigo.

Como siempre… hablar con tu pareja te va a permitir que se decida: seguir contigo, sin quejarse por cosas que no vienen a cuento, o romper la relación si ella considera que no tiene más remedio que hacerlo, siendo irresistible para ella.

En el caso de que recapacite, haya o no alguien y , tú saldrás ganando.
En el caso de que prefiera hacer su vida sin ti, haya o no otro alguien, tú saldrás ganando.

Producto disponible en Amazon.es

Producto disponible en Amazon.es

Deja un comentario