No reconozco a mi ex, no sé por qué me rechaza de forma tan dañina

No reconozco a mi ex, no sé por qué me rechaza de forma tan dañina
Puntúa este post

Cuando has sufrido una ruptura, lo lógico es que veas a esa persona como alguien totalmente ajena a tu forma de ser. Esa persona que tanto te había prometido, que tantas cosas ha vivido contigo, que tanto ha estado a tu lado… ahora se muestra esquiva y distante.

¿Cómo es posible que esa persona con la que hablabas siempre desde el trabajo o al irte a acostar, ya no te coja el teléfono? ¡O te responda de malas maneras! ¿Por qué te hace esto? ¿Por qué se porta así? ¿Por qué parece que le das asco, por qué te rechaza de esa forma?

Producto disponible en Amazon.es

Cuando te encuentras en una situación de desprecio así, que fomentas tú mismo mientras estás junto a la fuente del dolor, insistiendo en arreglar las cosas, sientes una especie de choque, un sudor frío, una ansiedad incontrolable por algo que no puedes revertir de ninguna forma, un gran golpe a tu autoestima y tu estabilidad emocional. Es como si tu ex fuera una especie de psicópata del que ya no sabes absolutamente nada.

Efectivamente, tu ex ha optado por un camino donde hay otra persona porque, indudablemente, si hubiera escogido un camino para estar sola se comportaría de un modo más ‘analgésico’, dialogando y mostrando todo el respeto del mundo por la relación que quiere romper. Sin embargo, una persona egoísta que no tiene en cuenta los sentimientos de la persona a la que deja INVENTA EXCUSAS DAÑINAS PARA DEJAR LA RELACIÓN BASÁNDOSE EN FUNDAMENTOS y, así, poder menospreciar a su anterior pareja sin sentirse mal y estar en todo su derecho de, ¡por fin! disfrutar de una vida nueva con alguien mejor.

loading...

Lo cierto es que las personas que hacen esto, el excusarse con mentiras sobre por qué rompen (‘me hiciste mucho daño’, ‘te portaste mal conmigo’, ‘no te perdono aquella situación que me hiciste pasar’) sacan a colación asuntos que deberían estar resueltos, y si no lo están ERA RESPONSABILIDAD SUYA HABERLOS TRATADO, porque si tanto pesan como para romper una relación, haberlos sostenido en el tiempo hasta un punto en el que, sorpresivamente, los utiliza en forma de argumentos para dinamitar una relación es SU PROBLEMA, no el tuyo.

Las cosas se solucionan hablando, no callándose y utilizando los problemas estratégicamente para poner las culpas en el otro, dando egoístamente carpetazo a la relación.

Sin embargo, es preferible utilizar todos esos ataques, magnificados y dados de sí, para:

1. Victimizarse y poner la culpa en su pareja.
2. Intentar creerse sus argumentos, los de que su pareja es maligna, y por eso debe alejarse y vivir una nueva vida que se merece mucho más.

Al resto de personas de sus círculos, familiares, amigos y colegas, les hablará de lo muy negativa que fue su relación, de lo mal que se portó su ex antes de cortar, por qué tomó esa decisión y, sobre todo, lo fenomenal que es su nueva vida, su nueva pareja y su nuevo mundo.

Sin embargo, tengo que reseñar algo: los ex que mienten por puro egoísmo también lo hacen porque SUFREN, porque tienen miedo del camino que tomaron, porque no saben estar solos, porque temen no haber hecho lo correcto. Por eso siempre existirá cargo de conciencia en las personas que hacen esto. Con el tiempo, la llegada de problemas y la vuelta de tortilla, acabarán por confesar que su actitud fue dañina y excesiva… aunque estas confesiones llegan lo suficientemente tarde como para ni siquiera ser tenidas en cuenta.

Producto disponible en Amazon.es

Si en tu relación no hubo maltratos ni discusiones sino que, simplemente, el ‘amor’ se apagó de la noche a la mañana, y a partir de ahí tu ex se portó tan mal contigo que te parecía irreconocible, entiende que actuó a través del MIEDO, egoístamente, intentando creerse que tú le hiciste daño para, así, disfrutar de su nueva vida sin remordimientos, algo que no logra ninguna persona actuando de esa forma.

Como siempre, ambos tienen parte de culpa en el deterioro de la relación (rutinas, enfrentamientos), ninguno en el detonante (la aparición de un tercero, por ejemplo), y únicamente es responsable la parte que deja cuando decide culpar a su ex de la ‘mala vida’ que le ha dado.

Así pues, asume tu culpa, el cómo perdiste tu Centro a lo largo de la relación, y entiende que la actuación cobarde, IRRECONOCIBLE, de tu ex no es más que un mecanismo de defensa para intentar ser feliz, factor donde tú vas a tener mucha más suerte al tomar el camino limpio, sin tener que mentir ni engañar a alguien a quien has querido. Eso sí, JAMÁS CONDENES SU ACTITUD, jamás pienses que es lo mas despreciable que te han podido hacer porque, en primer lugar, esa persona evitaba sentirse mal y, con total seguridad, algún día tú te encontrarás en su misma situación y entiendas cómo se puede sufrir por alguien con quien no quieres estar.

Producto disponible en Amazon.es

Deja un comentario