No sabía lo que era el amor hasta que te he conocido

No sabía lo que era el amor hasta que te he conocido
Puntúa este post

El problema de este Nunca Digas está, como siempre, en que lo digas cuando tu pareja se muestre distante. Por supuesto que no hay NINGÚN PROBLEMA en decir algo así a la persona de la que te has enamorado locamente, y aún mejor cuando esa persona te dice lo mismo.

Hay reciprocidad, compartís lo mismo, sentís lo mismo, os miráis a los ojos y la intensidad de vuestros momentos es algo apasionante. ¡Fenomenal! Eso es el Amor, y eso es lo que todos deberíamos perseguir.

Producto disponible en Amazon.es

Ahora bien… ¿tu pareja se muestra distante y vas detrás de ella, diciéndole que nunca has conocido un amor como el que ella te da? Vamos a ver… ¿qué amor? ¿El que te dio en cierto momento, en el pasado, o el que te está dando ahora con su distancia? Porque si lo que estás pretendiendo es que se reenamore de ti con unas cuantas palabras del tipo “jamás supe lo que era el Amor hasta que di contigo”, lo llevas crudo.

Efectivamente, y como siempre decimos, al Amor hay que darle cabida, hay que promocionarlo, hay que vivirlo y exprimirlo al máximo, pero si no estamos hablando de Amor sino de desamor, si tu pareja se muestra distante, rara, si sospechas que algo ocurre… ¿qué tipo de Amor le estás confesando que sientes? ¿El que sientes por dependencia, por miedo, esperando a que ella recupere lo que fue y, entonces, te dé mil besos y siga como siempre? ¿O el Amor que sientes en estos momentos, en un escenario donde no te corresponden?

loading...

No te engañes: hay frases que jamás debes decir cuando tu pareja está distante, pero sí podrás decirlas, susurrarlas y disfrutarlas siempre y cuando tu relación vaya bien. También cabe decir que si Amas verdaderamente a esa persona y no esperas nada de ella, sólo que sea feliz, entonces querrás que tenga lo mejor en su vida y si, entonces, decide irse de tu lado, ¿por qué vas a entristecerte si ella ha decidido tener algo mejor que tú? Amar a una persona conlleva eso, dejar que ella decida (no que decidas tú por ella), pero como suponemos que no eres un monje zen desapegado a quien no le importa dar sin recibir, te recomendamos que ofrezcas tu esfuerzo y tu energía en una relación que funcione, no en aquellas que haya desequilibrios.

Producto disponible en Amazon.es

Deja un comentario