No sé expresar mis sentimientos

No sé expresar mis sentimientos
Puntúa este post

Ya habrás leído artículos o posts míos acerca de la expresión. Es algo en lo que llevo trabajando desde 2004 (quizás desde antes, pero digamos de manera ‘oficial’ desde ese año), habiendo trabajado hasta la fecha con más de 700 alumnos. Lo paradójico de esta cifra es que, pese a que escénicaMente es, en esencia, una escuela de acting, el 75 por ciento de esos alumnos no querían ser actores sino, simplemente, ser felices.

Independientemente de sus trabajos y proyectos, la expresión ha sido algo que ha ocupado mi vida durante los últimos años, y en esa línea seguiré trabajando. Para empezar, decirte que la forma escrita y pese a que yo pueda transmitirte muchas cosas con una lectura, NO TIENE NADA QUE VER CON LA PRESENCIA. El calor, las miradas, los gestos faciales, la distancia, el choque de las emociones, tu capacidad propioceptiva, el cuerpo a cuerpo… todo eso es lo que hace posible que una sesión de coach personal, que es a fin de cuentas mi trabajo, permita que tus expresiones afloren. Es hacer ‘alquimia con el alma’, como algún alumno ha dicho sobre mí en alguna ocasión. Tienes en esta dirección http://www.escenicamente.es/?page_id=229 algunas opiniones que pueden mostrarte cuál es la opinión al respecto de esos cursos.

Producto disponible en Amazon.es

Supongo que mucha gente cree que basta con leer un par de artículos, tres o cuatro libros de autoayuda, licenciarse en psicología o haber salido de España por vacaciones en algunos momentos de tu vida, pero lo cierto es que la EXPRESIÓN, en mayúsculas, es un trabajo mucho más humano y menos académico. Más emocional y menos racional. Es un trabajo que parte de una persona, un coach preparado para ese trabajo, con experiencia y dotes personales concretas, y se enfoca en un alumno que desea mejorar ciertas cualidades. Sin esta bidireccionalidad, sin el coach preparado y capaz de percibir y manejar emociones, o el alumno que desea exponer sus errores, sumirse al vacío y querer empezar de nuevo, sin esos dos factores no hay trabajo de coach posible. No hay cambios personales de ningún tipo.

Como te digo, he trabajado durante años con personas que, por ejemplo, buscaban ascender en sus trabajos, o tenían un problema a la hora de acometer un proyecto, el cual dejaban a medias. Algo que parece no tener nada que ver con el acting, pero que encaja por completo. Un propósito muy alejado de todas las palabras motivadoras que cualquier persona, tras una pantalla de ordenador, puede hacerte llegar. Tú sabes perfectamente lo fácil que es escribir a alguien pero, tras escribir, no hacer nada en la práctica para que las cosas cambien. El sempiterno ‘consejos vendo pero para mí no tengo’.

loading...

A este respecto, me he encontrado durante estos años con gente con problemas, llenos de desencuentros personales, falta de adaptación, carencia de perspectiva, de objetivos, pero que son capaces de PROYECTAR SUS FRUSTRACIONES CONTRA LOS DEMÁS, incitándoles, instándoles y casi fustigándoles con todo eso que debían hacer para cambiar su vida cuando, en primera instancia, eran sus propias vidas las que fallaban desde la raíz. Por eso sigo insistiendo en que empareja2 busca gente con valores, valiente, que haya acometido cambios en su vida, que posea facultades y trabaje ese ‘músculo’ tan costoso que es el de la fuerza de voluntad, un día a día en plena batalla contra la superación personal. No creo en las palabras vacías, no creo en esas personas con problemas, con enfermedades psicosomáticas, inmaduras, erráticas, que pueden venir a darte consejos y a llenarte de luz cuando ellos mismos están opacos, pobres y apagados.

Te digo todo esto porque las palabras son PODEROSAS. El alma es la encargada de dar vida a cada una de esas palabras, sea cual sea el formato donde se encuentren, donde existan. Y si proceden de una fuente débil, ¿qué crees que vas a obtener? ¿Qué apoyo puede brindarte una persona que aún se duele de una ruptura, que tiene problemas en su trabajo, o con sus amistades?

La pregunta más importante es: ¿qué crees que puede ofrecerte una persona a la cual no conoces, ni de la cual percibes ni un sólo estímulo motivador en persona, y cuyas palabras pueden estar tan vacías como él, y tú te apoyes en una arquitectura lingüística sin mucho trasfondo? A muchas personas que han optado por dar instrucciones a otras les he dicho, claramente, sin muchos rodeos: ‘¿cómo puedes pensar que un libro de autoayuda va a ayudarte, si estás hecho polvo? ¿Cómo vas a ayudarte a ti mismo si careces de valores y capacidades para llevarlo a cabo? Esto es como pensar que un coche puede moverse a sí mismo con el depósito vacío. Antes necesitará gasolina, una ayuda externa. Una ayuda de alguien.

Efectivamente, el coach personal es PERSONAL. Y el coach motivacional, es MOTIVACIONAL, y con esto quiero decirte que debe proceder de una fuente realmente motivadora, exenta de los problemas que aconseja superar porque previamente haya trabajado en dicha dirección. Es como el ejemplo del tabaco. Yo no he fumado, y si bien sé trabajar con una persona para que trate el tabaco como una dependencia y anule sus acciones procedentes de pensamientos negativos para que sea más fuerte su actitud que su cabeza, yo no puedo hablar a alguien de las circunstancias y peculiaridades de estar dejando de fumar, y lo único que trabajaré será el grueso, LA DEPENDENCIA, y no el detalle, que es la falta de nicotina y sus efectos compulsivos o depresores.

La expresión, por tanto, es un trabajo personal y motivacional. Es un trabajo de coaching muy complejo, mucho más allá de las palabras, del ánimo vacío y del trabajo superficial. Es un trabajo íntimo que tiene que conectar con tus expresiones, con tus emociones, con el fin de liberar todos esos bloqueos. En el pasado encuentro del día 18 trabajamos, precisamente, una de esas partes de mis sesiones de coach: desbloqueo emocional. Situaciones que sólo puedes llegar a vivir en persona: risas, lágrimas, CONFIANZA EN EL GRUPO (algo muy valioso en todas las terapias asociadas al desarrollo personal) y otra serie de trabajos que pueden ayudar mucho a que una persona exprese el 100 por cien de eso que siente.

Como tú bien dices y está reflejado en mi libro, estuve con una persona que a medida que el amor debía ganar en intensidad, ella lo contrarrestaba con una terapia de ‘desensibilización’ que le permitía impedir que las situaciones le calaran. Para las cosas malas supongo que era algo positivo, ataraxia absoluta, cero preocupación, pero… ¿y para las buenas? ¿Qué hay de todo eso que la vida te da para que disfrutes? Nunca entendí aquella postura, aunque tampoco éramos dos personas afines en absoluto y nuestra falta de entendimiento sensible provocó la ruptura en unos meses.

Producto disponible en Amazon.es

Fue quizás eso lo que me empujó a querer que las personas vivieran de y por sus emociones. Estudié arte dramático, acting, expresión, abordando un trabajo que muchas personas ya me dijeron que debía desarrollar. El fin fue, desde entonces, extraer aquello que le duele a una persona y lo exprese, independientemente de la valoración que puedan hacer los demás (el público, el entorno) de tal hecho, algo que no habla sino de su proyección sobre esas personas. Si buscas en otros artículos de life coach de esta sección, verás cómo proyectamos nuestra forma de ser a otras cabezas, y nos JUZGAMOS en base a lo que nosotros pensamos que está siendo nuestra puesta en escena, no siendo un juicio objetivo y real proveniente de otra persona.

Desbloquear tu expresión partiendo de la eliminación del juicio subjetivo es el primer paso. Lo siguiente, o lo simultáneo, son los desbloqueos emocionales, algo a lo que me gusta ayudar a la gente que asiste a escénicaMente y tiene ocasión de conocer en persona.

Espero que las lecturas, la puesta en marcha de tu EXPOSICIÓN SIN JUICIOS, y tu decisión de expresar tus emociones, trabajo duro pero gratificante y punto de inflexión donde los haya, te ayude en tu desarrollo y, en poco tiempo, estés totalmente ‘estructurada’ y llena de una vitalidad emocional de la que tú misma te has privado durante tanto tiempo.

Producto disponible en Amazon.es

Deja un comentario