No sé muy bien cuál es mi trabajo en la vida

No sé muy bien cuál es mi trabajo en la vida
Puntúa este post

Falta de objetivos, por lo que leo…

Una de las cosas que trata el libro ¿Sabes por qué te han dejado?, que habla no sólo de relaciones de pareja sino también personales y, por supuesto, aquí se encuadra el desligarse de ciertos entornos habituales como el del trabajo al perder de vista un objetivo (sería algo así como ¿Sabes por qué no encuentras el trabajo que deseas?), uno de los temas básicos del libro es el cómo tu objetivo en la vida aparece cuando tu energía no está dispersa, sino cuando estás enfocado, convencido de que lo que haces es necesario para que ocurran otras cosas.

Producto disponible en Amazon.es

En el libro de la Buena Suerte se trata este tema precisamente: uno de los caballeros, el que va vestido de color blanco, busca un trébol especial para la princesa. Pregunta y busca por el bosque, y lucha contra todos los elementos con tal de conseguir esa planta. Pero en el bosque todos tienen algo que pedirle: los árboles debían abrir sus copas para que entre la luz del sol, el río necesita desviarse, las rocas deben ser removidas, la tierra recogida de un punto donde es mucho más fértil…

Así que el caballero se pone a trabajar duramente para complacer ALTRUISTAMENTE al bosque: abre la tierra, desvía el río, remueve las rocas, mueve las ramas de los árboles, fertiliza el suelo… días y días de trabajo incansable que tienen como colofón una lluvia de semillas que… ¿sabes dónde caen? En la tierra abonada, fresca y mineralizada, a cuyo margen yacía dormido, descansando, el caballero.

loading...

Y, al día siguiente, cientos de tréboles crecieron en aquella zona tan trabajada.

Nadie supo decirle dónde estaba ese trébol, pero él TRABAJÓ Y PREPARÓ EL TERRENO PARA QUE, CUANDO LLEGARAN LAS CIRCUNSTANCIAS, OBTUVIERA SU RECOMPENSA. ¿Hubiera conseguido esa planta (o cientos de ellas) si no hubiera preparado el terreno? No. Las semillas hubieran caído en tierra seca, y no hubieran florecido.

Por eso, nuestro objetivo en la vida no es esperar a que sucedan cosas, parados en casa, sin hacer nada. Tú dirás: ‘pero es que yo no quiero hacer algo que no es lo mío’. Y yo te digo: ¿El caballero deseaba cavar una zanja para desviar el río? No. ¿Deseaba podar ramas? ¿Mezclar tierra? ¿Mover rocas? No. Él buscaba una planta, no tanto trabajo, pero el entorno en el que se había internado, el medio donde trabajaba, REQUERÍA DE COSAS SUYAS POR HACER: AYUDA, TRABAJO, VOLUNTAD.

Es posible que ahora mismo no sepas qué hacer, y que todo lo que debas empezar a hacer sea un montón de trabajo que, si bien puede tenerte ocupado y debas sentirlo como necesario, no te dé ningún resultado. Puede ser que no obtengas dinero, o prestigio inmediato, o casa-coche-perro-mujer-hijos, pero son trabajos que te permiten APROVECHAR LAS OPORTUNIDADES que, en un futuro, llegarán a tu vida. Si tú no abonas tu terreno, si no estudias, no trabajas, no trazas relaciones personales… ¿cómo esperas que cuando llegue una lluvia de semillas, florezcan en un terreno del que has pasado olímpicamente?

Todo está enfocado, ahora mismo, en esa línea. A que trabajes en un objetivo el cual te llevará a otro, y después a otro, y luego a otros dos, y luego a más personas que tienen algo que ofrecerte y, así, encontrar tu propósito, y trabajarlo con la ilusión y la pasión que una persona pone con lo que realmente vibra y se siente feliz.

Pero antes… vas a tener que mancharte las manos, cavar zanjas y sudar un poco, porque si no… ese futuro será tan yermo como la tierra que nadie trabajó jamás.

Producto disponible en Amazon.es

Quizás ya haya llegado alguien a tu vida que te haya ofrecido algo por donde empezar, y es tu elección comenzar a hacer esas cosas que la energía ha traído hasta ti. O también puedes quedarte parado, de brazos cruzados, pensando que lo tuyo no es nada en concreto, y que ya aparecerá y se resolverán las cosas solas, tanto en tu vida como en la de tu familia.

Depende de ti, como ves.

Producto disponible en Amazon.es

Deja un comentario