Planea unas vacaciones sin mí­

Planea unas vacaciones sin mí­
Puntúa este post

Esto puede ser sinónimo de buenas noticias: te quedas de Rodríguez, tiempo para salir con tu gente, para sentirte un poco libre y tranquilo durante unos días: es sano darse vacaciones de la pareja, y eso no significa que las cosas vayan mal.

Sin embargo, también puede ser sinónimo de malas noticias: ¿irse con otra gente? ¿qué gente? Nunca antes había organizado un viaje con ‘amigos y amigas’. ¿Dónde se va? ¿No se irá con algo más que amigos o amigas?

Producto disponible en Amazon.es

Aquí pueden pasar dos cosas:

1. Que confíes en tu pareja y esperes su regreso para que te cuente qué tal le ha ido.

loading...

2. Que no confíes en absoluto y te des el viaje padre hasta donde está de vacaciones, presentándote por sorpresa. Esto es lo más humillante y antiproductivo que puedes hacer. Tu pareja te pondrá una cara de agobio como nunca jamás la has visto. Y te dirá un ‘¿qué haces aquí?’… ¿qué haces aquí?’ que hará que te sientas la última mierda. Como si le sobraras, como si se avergonzara de ti… algo que te mereces, por ser tan débil de NECESITAR ir detrás, a ver si el cariño no se ha perdido.

¿Por qué está pasando esto? Bueno… las vacaciones son la piedra angular del endiose de muchas personas. El verano, el calor, nos transforma a casi todos, y muchos realzan su atractivo, su belleza, y esto ocurre tanto en ellas como en ellos.

Irse de verano es el arma fundamental para hacer crecer su ego. Y, quizás, sentirse rondadas por terceras personas que les atraigan más de lo que pensaban. Es el momento ideal para vivir una aventura. El problema no es tanto esto sino que, a su regreso, tu pareja venga con algún cuento del tipo: ‘no sé qué me pasa’, ‘he estado pensando en lo nuestro’, ‘quizás deberíamos dejar pasar el tiempo y ver qué sentimos’…

Cualquiera de estas afirmaciones significa que algo ha pasado en sus vacaciones. Rogarle e insistirle sólo harán que se autoafirme en su papel de ‘por eso yo necesito a otra persona, porque ésta… está claro que vive más pendiente de mi vida que la suya… y es hora de encontrar una persona que sí merezca la pena.

Lo que está muy claro es que si tu pareja decide darse unas vacaciones sola, un puente, lo que sea, y habiéndolo hecho siempre contigo… si vas detrás a rogarle, a insistirle en que esto es un ‘golpe bajo’, o llegar a prohibirle que haga ese viaje, hacer esto es un sinónimo claro de que tu dignidad como persona está muy por debajo de lo que se espera, y que más vale que te pongas las pilas si quieres que esa persona te valore como debe.

Si tu pareja se va, deja que lo haga, sin reproches ni caras largas. Una vez allí, eso sí, deja que te llame o se ponga en contacto contigo, no andes comunicándote a todas horas. Si ves que no llama, entiéndelo como un índice de interés más bajo de lo que creías, y deberías pensar en hablarlo a su regreso, con el fin de dejar una relación que parece haberse roto y tú AÚN NO TE HABÍAS DADO CUENTA DEL ESTADO EN EL QUE ESTABA.

Producto disponible en Amazon.es

Jamás pienses que no comunicándote o siendo frío y distante vas a solucionar algo. Si piensas que una persona debe quererte en tanto en cuanto le haces desprecios, es que no tienes ni puñetera idea de lo que es una relación. A ti tu pareja te debe querer, te debe necesitar, y debe estar a tu lado porque te quiera, no porque tú te hagas el distante (sufriendo, por supuesto, porque es una actitud fingida) y, en base a esa actitud, tu pareja venga corriendo a ti.

Eso no es amor, y probablemente cuando estuvieseis juntos de nuevo y tu actitud cambie, de repente, y vuelvas a ser la misma persona que ‘no mete miedo’ y, con toda seguridad, demuestra su dependencia, tu pareja volvería a alejarse.

Las personas son libres de hacer lo que les dé la gana, y si tu pareja quiere irse de vacaciones, que lo haga. Evalúa después qué ha pasado durante esos días y qué actitud tiene al volver. Si todo fue humo, las cosas seguirán igual. Si pasó algo, su actitud no será la misma, pero tú habrás demostrado que tienes la suficiente madurez como para no ir detrás o rogarle amor como si fueras un niño, algo que nadie puede soportar cuando espera una pareja fuerte y con las ideas claras.

Producto disponible en Amazon.es

Deja un comentario