¿Por qué no progresan mis primeras citas?

Si has leído mi libro, ]¿Sabes por qué te han dejado?, donde se habla de por qué el distanciarte de tu Yo influye decisivamente en tus relaciones y cómo los demás se comportan contigo, entenderás lo que ocurre en tu vida o, mejor dicho, cómo cambias cuando existe alguien en tu punto de mira.

Cuando la aparición de esa persona en escena provoca que tu personalidad cambie, eso quiere decir que tu atractivo se esfuma, y la otra persona prefiere estar con alguien que conserve ‘eso’ que tanto atrae de sí misma.

Producto disponible en Amazon.es

Y no estoy hablando de físico, ni siquiera de gustos o preferencias de ningún tipo.

Muchas de las citas, por no decir TODAS, que no evolucionan y se quedan en un mero intento como a ti te ha pasado, esas que pierden gas paulatinamente, o donde la otra persona no quiere ir a más pero tú sí, son explicadas por la filosofía que he desarrollado para empareja2 y mi libro: no es algo opcional o complementario, sino que es el pilar central de todo cuanto lees y de donde parten todas las reflexiones. Échale un vistazo.

loading...

Quizás esa tu tercera cita, donde el chico se mostraba nervioso, pueda ser la más incongruente para ti. Si tan nervioso estaba, ¿por qué no quiso que la cosa siguiera adelante? empareja2 también te da la explicación a este hecho, y es que muchas veces los egos actúan de esta forma. ¿Por qué una persona se siente nerviosa? Porque teme fallar al conseguir lo que desea. ¿Qué es lo que está provocándole ese temor? Su inseguridad. ¿Qué es una persona insegura? Alguien que no se valora, y necesita que lo valoren, que lo aprueben. ¿Qué ocurre si una persona insegura se siente valorada por la persona que le atrae? Que, al no aceptarse él mismo no entenderá la aceptación y/o la aprobación por parte de otros, ya que lo que busca realmente es que la persona que lo atrae le rechace, para mantenerse él en constante búsqueda de la aprobación: al sentirse aprobado, considera que la persona que lo aprueba ya no es un reto, ya ha conseguido su SÍ, y buscará a otra persona que no se aparte de una opinión negativa de ellos, a una persona difícil, cuya aprobación sea un imposible.

¿A cuanta gente le has escuchado decir ‘es que me gusta que me den caña’? ¿O eso de ‘los chicos difíciles me gustan más’? ¿O ‘las mujeres que van de fatales son las que más me ponen’? Todo se base en lo mismo: aceptación que no me doy, y que busco en personas cada vez más complejas e inaccesibles.

Y este movimiento tan complejo explica por qué tantas personas se empeñan en ir de médicos de causas perdidas, ayudando a parejas que no las valoran y a las cuales quieren cambiar y domesticar para que, al obtener el SÍ y romper con lo difícil del juego, ya no consideren atractiva a la persona que les aprueba y busquen a otra cuyo SÍ sea más valioso, y no tan fácil de conseguir.

En definitiva, y como ves, gente que no se quiere, que no se aprueba a sí misma, que le tiemblan las manos por su inseguridad, y que busca a alguien que no ceda, para entonces sentirse en perpetua búsqueda de un SÍ que ellos mismos deberían otorgarse, en lugar de buscarlo fuera.

Comprueba cómo esto es lo que configura la práctica totalidad de los problemas de relaciones que no van a ningún sitio.

Y haz memoria con respecto a lo que tú has vivido.

Producto disponible en Amazon.es

Producto disponible en Amazon.es

Deja un comentario