Quedarte en una espiral negativa

Quedarte en una espiral negativa
Puntúa este post

Si has acabado una relación, porque has decidido dejarlo tú, lo ha decidido dejar él, o ha sido una situación hablada conjuntamente… en muchas ocasiones la tendencia a la melancolía de “lo qué pudo haber sido y no fue”, o el afán de analizar qué fue lo que pasó y por qué fracaso esa relación nos deja dando vueltas en un bucle de sentimientos negativos que no conducen a nada más que a regodearnos en nuestra frustración.
No trates de buscar respuestas inútiles, no caigas en el error de llamarle, ponerle mensajes, emails, volver a frecuentar los lugares en los que puedes encontrarte con él.

Comienza a llenar el vacío que ahora sientes con la misma energía que tenías antes de comenzar la relación que has terminado. Hay que salir de esa espiral de aflicción que nos atrapa y no conduce más que a la negatividad; aprender del error que se cometió… con el tiempo sabrás apreciar cuáles fueron tus conductas equivocadas que dieron al traste con esa relación, y aprender de ellas, mejorar el modo de relacionarte en la siguiente ocasión y buscar otras oportunidades en cuanto estés en disposición emocional de hacerlo por ti misma, no por pensar aquellos que hemos oído decir de que “un clavo saca a otro clavo”.

Producto disponible en Amazon.es

Producto disponible en Amazon.es

loading...

Deja un comentario