¿Quién sufre más? ¿El que deja o el dejado?

¿Quién sufre más? ¿El que deja o el dejado?
Puntúa este post

Depende de la situación. No es lo mismo alguien que deja después de 15 años a alguien que le amargaba la existencia, y da el salto a una relación nueva, fresca, llena de vida, que alguien que lleva también muchos años y lo deja SIN QUE HAYA NADIE porque no aguanta la situación. Y tampoco es lo mismo la persona joven que lo deja para ver si se enrolla con ese otro alguien que le gusta, sin que medien demasiados sentimientos de por medio.

Depende de muchos factores y, sobre todo, de la personalidad del que abandona.

Producto disponible en Amazon.es

Habrá personas que no sientan ningún escrúpulo al hacer daño a otra persona y se escuden en un ‘así madurará, no le va a pasar nada’, y otros que estén comiéndose la cabeza a todas horas, sin poder hacer su vida, solos o con otra persona (habitualmente, es a este tipo de personas a quienes les llueven los chantajes emocionales como llamadas con llantos, encuentros ‘casuales’, amenazas de suicidio, y similares).

El tiempo de relación suele ser un factor con denodada importancia en estos temas, y la inteligencia emocional puede hacer mucho por la persona que toma la decisión de dejar a su pareja.

loading...

Sin embargo, esto no debe significar un ‘alivio’ durante el duelo.

Es decir, el que la persona que haya dejado sufra, estando sola o con alguien, no puede influir de manera alguna en la persona abandonada, para hacerla más feliz. Eso vuelve a ser una dependencia: ‘si quien me ha dejado, sufre, yo estoy mejor. Si no sufre, y es feliz, yo estoy peor’.

Debemos darnos cuenta de que toda composición que haga o deshaga otra persona ajena a nosotros, no es más que una COMPOSICIÓN MENTAL NUESTRA. Si nos dicen ‘tu ex es muy feliz desde que no está contigo’, seremos siempre nosotros los que crearemos esas imágenes de felicidad, se crearán en nuestra mente todo tipo de situaciones, y eso nos dañará, pero SEREMOS NOSOTROS LOS QUE NOS ESTAREMOS DAÑANDO, Y NO NADIE DE FUERA.

En la mente de cada uno está todo.

De todos modos, quizás habría que concretar a qué tipo de abandono nos referimos:

Caso 1. Persona que conoce a otra y desea dejar una relación que ha empezado hace poco y no le gusta.
El que más sufre es el abandonado.

Producto disponible en Amazon.es

Caso 2. Persona que conoce a otra y desea dejar una relación que lleva muchos años y va muy mal.
Sufre más el abandonado, pero habrá llorado la pérdida antes y por eso ya ha tomado su decisión de abandonar.

Caso 3. Persona que conoce a otra y desea dejar una relación que lleva muchos años mal pero va normal, con algo de aburrimiento, pero ningún problema grave.
Si acaso hubiera ruptura, que es difícil por lo que les une, ambos sufren, y el que deja más de lo que se cree.

Caso 4. Persona que decide dejar una relación, independientemente del tiempo, para hacer su vida, viajar, conocerse a sí mismo.
Otro caso más en el que la persona que deja ha llorado la pérdida previamente, y por eso toma esa decisión. Ambos sufren.

Caso 5. Persona que desea dejar una relación porque su pareja le ha sido infiel.
Si el infiel ha ocultado sus infidelidades es porque le importa la relación, por lo cual sufriría al ser abandonado, con grandes y tremendos arrepentimientos. La persona que deja también, pero dado que su pareja sufre y no está tan campante, sobrelleva mejor la pena.

Producto disponible en Amazon.es

Deja un comentario