Quiero dejar a mi pareja, pero me muero de pena

Quiero dejar a mi pareja, pero me muero de pena
Puntúa este post

Lo primero, que sepas que esa desazón, ese sentimiento de preocupación por sentirte atado/a a alguien, lo hemos tenido todos. Muchos piensan que las personas, en cuanto se sienten agobiadas, dejan una relación, pero lo que aquí queremos hacer ver hace mucho tiempo y que tú nos confirmas, lo deja claro: te sientes presionado por su debilidad.

Pero a ti SÍ TE IMPORTA LA PERSONA QUE TE QUIERE.

Producto disponible en Amazon.es

Perfecto, partiendo de esa base, una base moral que te hace acreedor de una valía que para mí no tiene desperdicio, debes solucionar tu vida y mirar lo mejor para ti. Estás en una situación de no retorno que has AGRAVADO al decirle ‘mira cariño, yo necesito que tú me aportes felicidad’, porque esto es como el empleado que va mal en el curro pero cree ir bien al esforzarse todo lo que puede, el jefe se sienta con él y le dice: ‘tienes que rendir más, a esta empresa debes aportarle dinero, y no hacer lo que haces’.

Y el mundo se le viene encima. Resultado: peor conducta, más desmotivación, más miedo al despido…

loading...

Más miedo a la separación.

Tras meterle el miedo en el cuerpo ha notado tu distancia, tu independencia, has reafirmado, quizás inconscientemente, tu superioridad. Tu pareja te adivina tan lejano que no sabe ni por dónde tirar ni cómo agradarte. Y en esa situación estarás hasta que AYUDES A TU PAREJA.

Pero claro, aquí es cuando todos tiramos del freno de mano, cuando la respuesta no es darle mimos, comprarle un regalo, y quererla mucho a través de poesías y promesas de boda sino (y este es mi consejo por haber vivido lo que tú) DEJANDO LA RELACIÓN.

Ayudar a esa persona… ¿dejándola?, pensarás. Y sí, es la única forma en la que puedes AYUDAR a alguien tan dependiente y tan negativo, que no concibe la vida sin ti. Exponiéndola al dolor, a la soledad y a la reflexión. En este caso, estarías educando a una persona, abandonando una relación rancia y con demasiados quistes anidados, que lo único que hace es comprometer tu felicidad, tu futuro y tu sonrisa, que se apaga cada vez que piensas en ‘joder… y ahora a coger el coche para ir a verle’

Sabemos que es duro, pero también como decimos en empareja2.es, míralo por el lado del consejo, de la información, y de la calma. Nadie te obliga a que hagas eso. Y si bien yo es lo que haría porque en su momento lo hice, con una relación insana para los dos, y me costó horrores, te recomiendo vivamente que hagas lo mismo para que tu pareja pase por lo que tenga que pasar.

Sí, pasará por la inmensa tristeza, la desolación, el odio, la venganza, la confusión… todas las etapas que quieras… y después, al cabo de un tiempo, te dirá: Gracias por haberme dejado. Gracias porque ese día fue el principio de mi vida.

Producto disponible en Amazon.es

Sabemos que es duro pensar en una separación a estas alturas, tras dos años largos, pero ahora debes sopesar tranquilamente si seguir por un camino tan lleno de zarzas por el cual ni avanzas ni retrocedes, o sacar la black&decker y pasarte al camino paralelo, en el que no hay tanta zarza, ni tanto bicho, y quizás ni siquiera sol por un tiempo pero tan diáfano que vas a tener terreno para construir algo nuevo. Tanto tú como tu pareja.

Producto disponible en Amazon.es

Deja un comentario