¿Siempre hay otra persona cuando nos dejan?

¿Siempre hay otra persona cuando nos dejan?
Puntúa este post

En empareja2.es hemos tenido la posibilidad de preguntar a muchas personas sobre este tema. Y todas responden lo mismo: ‘las dudas son normales y necesarias’.

Por ello debemos darnos cuenta, y cada vez más, que todos los problemas que nos someten y nos hacen la vida difícil se basan en una única cosa: EL MIEDO. Miedo a perder algo que nos resulta agradable, miedo a la humillación, miedo al desamparo, a la soledad, a la falta de sexo, a desprenderse de los hábitos.

Producto disponible en Amazon.es

Si ninguno de estos miedos estuviera presente en nuestras relaciones, cualquier problema que surgiera y que puede hacer que una pareja se separe, no tomaría uno de los dos caminos que habitualmente toma:

1. Nos arrastramos, le pedimos perdón por cosas que no hemos hecho y andamos pendientes del teléfono y de sudar tinta con la única intención de que las cosas se arreglen.

loading...

2. Nos ponemos en plan chulo y cortamos la comunicación de raíz. Pasando el tiempo puede más el orgullo que las ganas y la relación al final acaba por desaparecer. Y entonces llega un momento en el que los dos se preguntan ‘pero qué nos pasó’.
No siempre tiene que haber otra persona. Basta una duda para que ellas pongan en jaque la relación.

Si existen problemas de convivencia, familia, hijos de por medio, problemas en el trabajo, alcohol o drogas en uno o ambos de los integrantes de la pareja, eso va DESGASTANDO la relación y uno de los dos puede abandonar al otro sin necesidad de haber otra persona de por medio. Hay muchos casos en los que una persona, por mucha dependencia afectiva que sienta, toma valentía y cesa la relación, para empezar a vivir una vida nueva. Mejor solo que mal acompañado.

Sin embargo, cuando hablamos de que la mayoría de las veces hay otro (y no queremos dar números del tipo ‘en el 99,9 por ciento de las veces hay otro’, porque nos parece algo no contrastado, genérico y demasiado friki), cuando hablamos de que hay otro, decíamos, es en relaciones que llevan unos meses o algún año andando… no parece haber problemas, todo va estupendamente, algo de rutina, alguna discusión… y llega un punto de inflexión, un viaje de trabajo, o unas vacaciones de ambos por separado, y entonces una persona dice ‘necesito un tiempo, estoy confundido’, o ‘estoy rara’. En esos casos, es evidente que hay otra persona.

Y no, no vamos a decir el 99,9 por ciento de las veces, y es algo que no queremos ver por la web porque puede herir a gente que consideran que las personas son personas, todas diferentes, y no considerarse números o fórmulas.

Estamos hablando, por tanto, del día a día de la pareja, de la convivencia. Momentos en los que salen más trapos sucios a relucir y aparecen las discusiones. Relaciones en las que la convivencia, problemas en la familia, problemas de dinero, hijos o adicciones van desgastando la relación.

Por ello, en empareja2.es pensamos que las personas buscan, de forma totalmente inconsciente, evaluar, fortalecer y asegurar su relación. Hacerse preguntas, chequear constantemente los vínculos con su pareja, y así descartar una pareja que realmente no le vale. Si esa duda se disipa y vuelve, la relación cobra fuerza. Si esa duda persiste, uno se entrega y sufre, y conseguimos agobiar a la pareja… buscará un sustituto, tan rápido como pueda.

Producto disponible en Amazon.es

Sólo desde fuera sabemos y percibimos cuándo hay un tercero y cuándo se ha cerrado a la relación y quiere saber lo justo durante un tiempo. Por tanto, cuando en el foro escuchamos eso de ‘en mi caso no hay terceras personas, os lo aseguro’, puede que sea cierto, pero poned todas las circunstancias sobre la mesa y sacaremos a la luz lo que realmente haya. Estando en el ajo uno se entera del 0,1% de las cosas… tendemos a autoengañarnos de una forma espectacular.

De hecho, cuando sabemos que nos está dejando por otra persona LO SABEMOS, PERO NO LO RECONOCEMOS.

Así pues, dado que nos autoengañamos y no podemos discernir si realmente hay un tercero en la relación, DEBEMOS CONSULTAR ANTES CON EL FORO con el fin de no tomar una decisión precipitada.

Está claro que si se deja a una persona con una duda, por pequeña que sea, y vuelve rápidamente, es que no tenía intención de dejarnos. Pero también puede ser que se encuentre en una situación de presión, ya que las personas tienen problemas, virtudes y defectos. Si, además, insistimos en abandonar la relación con el fin de que se sienta presionado y reaccione…

… quizás nos salga mal la jugada.

En cualquier caso, también está la situación de que alguien deje con excusas, del tipo ‘necesito un tiempo’, ‘no paso por mi mejor momento’, etc, lo cual significa que MIENTE y esconde otra relación. Para ello, consultar en el apartado de problemas ese tipo de excusas.

En definitiva, las personas DUDAN. Se alejan de vez en cuando, piensan más de la cuenta, tanto positiva como negativamente. En cualquier caso, el gran consejo que os damos desde empareja2.es es que NO TENGÁIS MIEDO a que una persona ‘piense’ o ‘dude’, pues es una válvula de escape necesaria para autoafirmarse en lo que realmente desean. Dejemos que duden, sin que nos afecte. Dejemos que incluso tomen decisiones, sin pedirles cuentas. Que evalúen lo que pierden, sin arrastrarnos para que las cosas no se rompan, ni mucho menos romperlas nosotros.

El indagar en sus decisiones o intentar pararlas, sólo demuestra nuestro MIEDO.

Manteneos fuertes siempre, porque todo lo que realmente sentís en esos momentos es MIEDO. Y en empareja2.es habéis visto que es superable. SIEMPRE.

Producto disponible en Amazon.es

Deja un comentario