Siento que necesito complacer a los demás

Siento que necesito complacer a los demás
Puntúa este post

No puedes esperar que una persona reconozca la maravillosa capacidad de hacer prosa de un escritor, por encima de sus competidores, si no sabe leer. De la misma forma, la gente que no trabaja mentalmente como tú lo haces jamás va a saber valorarte, porque no entenderá cómo eres, y o bien te ignorará y se juntará a personas más afines a ella, o intentará rebajarte, menospreciarte y humillarte para que estés a su altura.

Recuerda uno de los puntos del decálogo de las emociones de empareja2: ‘sólo las personas que se sienten inferiores a ti, querrán ponerte por debajo de ellas’.

Producto disponible en Amazon.es

Eso es lo que te ha pasado a ti.

Así pues, has tenido un parón ‘profesional’, por así decirlo. Has tenido que crear una máscara, una careta, para ocultar lo que verdaderamente eres, un ser que se considera sensible, creativo e inteligente, y que tiene muchas más cualidades y aptitudes que las personas de su entorno, pero que ‘cree’ que debe mimetizarse, cambiar su rol, estupidizar su comportamiento, sólo para conseguir que el resto de personas se queden tranquilas. Algo así como: ‘tranquilos, caballeros, yo soy igual de estúpido que ustedes, lo único que hago es reír a la gente y no tengo muchas aspiraciones profesionales, personales ni morales… soy igual que el resto. No se preocupen, no voy a hacer que se cuestionen lo que son’. Y una vez la gente está tranquila porque no eres una ‘oveja negra’ que destaque por sus aptitudes, vas a casa a lamentarte de no ser como eres, de no desarrollar tu Expresión, tu verdadera fuerza, tu interés por las cosas sensibles que no tienen interés para el resto.

loading...

Y lloras, porque no sabes lo que eres, sólo porque tu EGO herido tapa tu verdadera proyección.

Y todo para que TE APRUEBEN. Para que aprueben tu conducta, para que todos digan ‘ese es de los nuestros’, y tú sentirte integrado, a salvo de las críticas. Sin embargo, críticas vas a cosechar siempre, y cuanto más tú mismo seas, más críticas tendrás. Y cuanto más te empeñes en satisfacer al resto menos críticas, pero más prostituido te sentirás, cambiando todo tu potencial, enfocando toda tu energía en complacer al resto, para que ellos puedan dormir tranquilos y no tener dudas existenciales y mientras tú, con tu comportamiento servil y trasmutado, dejarles claro que tú no eres diferente a ellos o, mejor aún, que ellos no son menos especiales que tú.

Puedes, por tanto, seguir castigándote mediante esta SUPRESIÓN de tu energía, de tu personalidad, hacer felices a cuatro ignorantes que no son capaces de vivir su vida y tienen que anular la de los demás, y todo por miedo a ser criticado, no aceptado. Sin embargo, ése es el único camino que tienes que seguir a partir de ahora: TRABAJAR EN TI MISMO, sin importarte lo que piense el resto.

Evidentemente, tu Yo, tu Expresión (puedes leer más sobre esto en mis artículos de life coach), no está en perder el tiempo en el ordenador, con vicios como el porno o los videojuegos. Todo tiene un tiempo de ejecución o, como se suele decir: todo es veneno y cura, sólo depende de la dosis. En tu caso, el problema no es el ordenador, sino la dosis que utilizas, por lo que deberás marcarte unas horas, y fuera de ahí hacer otras muchas cosas. Recuerda que tus adicciones no son más que HUIDAS de ese mundo agresivo que te juzgaba e intentaba relegarte a un segundo plano, por lo que no debes eliminar una ‘pasión’ ni una actividad cualquiera, sino ese refugio que ya no vas a necesitar porque debes empezar a mostrarte como eres, hablar a la gente de lo que te gusta, lo que desearías cultivar, lo que querrías ser en el futuro, y empezar a desarrollar lo que sueñas, leer lo que anhelas.

Empezar a ser tú, tanto dentro como fuera. Tanto contigo como de cara a la galería, para que esto atraiga situaciones y personas que realmente encajan contigo, y no estar perdiendo el tiempo con gente que no valora lo que eres, ni apoyará tus trabajos ni te acompañará en ningún momento, a menos que tú tergiverses lo que eres sólo para contentarles.

Tienes un gran camino por delante, tanto en propósito como en tamaño del mismo. Sin embargo, yo lo consideraría desde este mismo momento más que apasionante, más que vital, mucho mejor propósito que seguir haciendo lo que haces, lo cual no te ha puesto aún en el camino de la felicidad, ese que has tapado al taparte a ti mismo.

Producto disponible en Amazon.es

Espero que empieces a andar ese camino y nos cuentes cómo progresas.

Producto disponible en Amazon.es

Deja un comentario