Soy lo que ves

Soy lo que ves
Puntúa este post

Cuando una persona sin mucha experiencia en las relaciones comienza una relación con alguien, tiene una tendencia a verbalizar en exceso sus sentimientos y emociones. Suele ser más expresiva y eso le lleva muchas veces a mostrarse como libros abiertos: habla, habla, habla… sin parar, buscando ser sincera o atraerle con su naturalidad sin medir que no conoce cómo la otra persona está recibiendo la información… tiene una disposición a manifestarse “a tumba abierta”, sin reparar muchas veces en que a la gente hay que ir descubriéndola poco a poco…

Si a esto se le suma el que la persona sin experiencia dice ”soy lo que ves” está poniendo en evidencia que no hay nada interesante en su vida… Y quizá no lo haya, pero lo más probable es que sí… todo el mundo tiene un pasado, algo por lo que ser admirado, algo por lo que querer su compañía… Y decir ‘soy lo que ves’ es como volverse ‘noble’, pensando que esa será una manera más rápida de ser ‘comprado’, de ser adquirido en la relación.

Producto disponible en Amazon.es

Demostrando que no hay más daño, virtud ni defecto que descubrir. Un auténtico error, ya que es necesario ser NATURAL pero no vendiendo todas tus capacidades, menospreciando lo que es, lo que es capaz de llegar a ser, quitándole importancia al resto de la vida que esconde… sólo para obtener ya, cuanto antes, una relación.

Hablar es necesario, más de la cuenta no, y si se trata de hablar para parecer accesible, noble, dócil y TRANSMUTARSE en la persona que la otra persona desea, aún mucho menos, ya que lo más necesario es que la otra persona perciba a alguien completo, no a alguien moldeable y sin más capacidad de expresión que ‘lo que se ve’.

loading...

Producto disponible en Amazon.es

Deja un comentario