Trastorno obsesivo-compulsivo

Trastorno obsesivo-compulsivo
Puntúa este post

Es un trastorno ansiógeno, que hace que quien lo padece tenga un pensamiento, temor o preocupación, que puede discriminar como irracional, pero que para superar la ansiedad que éste le produce, muchas veces o siempre lo hace desarrollando una actividad en forma de ritual.
En cuanto a esos pensamientos e imágenes mentales que siente como perturbadores y frecuentes, son las llamadas obsesiones y los rituales que realiza para evitarlos o disminuirlos en intensidad ansiógena, se les llama compulsiones.

Las obsesiones
Son muchas y variadas las obsesiones que padecen los enfermos de TOC. Éstas se manifiestan en forma de pensamientos, temores y también preocupaciones.
Estas obsesiones se repiten con mucha frecuencia y producen en el enfermo un gran monto de ansiedad, y si bien éste muchas veces discrimina que son exageradas razonando de ese modo, no puede a pesar de esto controlar su repetición, aparición y la ansiedad y angustia que éstos le producen.
Aquí algunas obsesiones más comunes, aunque en la clínica he encontrado algunas totalmente diferentes a éstas:
– Ante la suciedad o los gérmenes, una excesiva o exagerada preocupación
– Duda permanente (si cerró la puerta, si cerró el gas, si puso la alarma, etc.
– Rigurosidad en colocar en un orden determinado los objetos, si alguien los cambia de lugar, los vuelve nuevamente a colocar
– Temor a dañar a seres muy queridos, aunque discrimina que sería imposible que les haga daño, por ejemplo a sus hijos, padres, hermanos, etc.
– Ocupa mucho tiempo en ordenar herramientas, cubiertos, enceres, etc.
– Puede sentir pensamientos intrusos que están contrarios a sus más profundos valores, o creencias que pueden ser religiosas, políticas, etc.
– Pensamientos de realizar actos aberrantes y totalmente contrarios a sus convicciones

Producto disponible en Amazon.es

Es importante saber que quien padece de TOC tiene claro que sus pensamientos e imágenes intrusas, son irracionales, pero esto no le ayuda a la hora de frenarlos o impedirlos, no puede hacerlo.

Entonces en la búsqueda de una solución, y como modo de librarse de ellos, es entonces que adopta un comportamiento compulsivo, y aquí aparecen los rituales.
Entonces y para que quede claro, las compulsiones son conductas repetitivas y en forma de ritual que el paciente realiza y como modo de reducir o frenar la ansiedad que las obsesiones le producen.
Aquí una enumeración de las compulsiones más comunes:

loading...

– Lavarse las manos repetidamente
– Volver a revisar y en forma reiterada que ha cerrado la puerta
– Poner en absoluto orden todos los objetos de la casa (mesa, sillas, etc.)
– Volver a poner el florero en el centro exacto de la mesa, y observar desde distintos ángulos que esté exactamente en el centro, equidistante de todos los puntos.

Tarea que le puede llevar desde minutos hasta horas, cada día. Esto por lo tanto le afecta en toda su vida de relación, de trabajo, de familia, social, etc.

¿En qué etapa de la vida se produce el trastorno obsesivo compulsivo?
Generalmente comienza en la adolescencia, o juventud, pero también hay casos en que se ha dado en niños. No hay relación en cuanto a sexo, es decir se da tanto en varones como en mujeres y puede tener origen familiar, aunque yo he notado en los varios casos que se han presentado en la consulta, que en muchos, no en todos, podría suponerse que está relacionado con una educación muy rigurosa, y también he visto casos en que se lo ha podido relacionar con violencia en ésta educación, de parte del progenitor que manifestaba su conducta también obsesiva y rigurosa.
Es posible que el TOC también esté acompañado por otros tipos de ansiedad, fobias, a veces manifiesta depresión, y por otro lado también es común que como modo de evitar situaciones de enfrentar sus obsesiones recurra a alcohol o drogas para aliviar su ansiedad, sin éxito por supuesto.

Hay tres características que deben estar presentes en el enfermo de TOC y son:

– Su actividad le insume al menos una hora en el día
– Siente mucha angustia por sus obsesiones y compulsiones
– No puede por impedimentos de éstos desarrollar una vida normal

¿Cuál es su tratamiento?
?Teniendo en cuenta de las grandes variantes de esta enfermedad, el tratamiento debe ser múltiple:??a. Educativo: es necesario informar tanto al paciente como a sus familiares en qué consiste enfermedad a fin de bajar el nivel de ansiedad, desculpabilizar al paciente, y evitar los estigmas que pueden impedir tanto el acceso a los tratamientos como su continuidad. Además, como el trastorno cursa con recaídas y muchas veces se asocia con otros trastornos como la depresión, la información permitirá que el paciente y sus familiares estén prevenidos y no se desalienten frente a un posible retroceso una vez aliviados los síntomas. Por otra parte, y dada la ambivalencia que es propia del trastorno es, muy importante ganar la confianza del enfermo a través de entrevistas informativas que pueden ser tanto individuales como grupales.
?b. Psicoterapéutico: El escuchar a un paciente que por vergüenza mantuvo en soledad y secreto sus obsesiones y rituales, ya de por sí, está proporcionando alivio por el sólo hecho de compartir su mundo privado en un contexto de permisividad. Si además, los síntomas comienzan a tener sentido a luz de su historia personal y de las experiencias que le tocó vivir, el encuentro puede ser enriquecedor y llevar gradualmente a disminuir el nivel de angustia y por ende las obsesiones y las compulsiones. Generalmente, cuando el paciente se recupera, retoma sus actividades normales.
?c. Farmacológico: siempre dependiendo de la gravedad del trastorno. Lo indicará el especialista que atienda al enfermo.

Producto disponible en Amazon.es

¿Cómo pueden los familiares y amigos ayudar a las personas con TOC?
?El TOC afecta tanto al enfermo como a la familia entera. Ésta, a menudo, tiene dificultades en aceptar que el enfermo de TOC no se pueda abstener de la conducta compulsiva. Si los miembros de la familia y amigos mostraran su enojo o resentimiento, esto aumentaría la angustia del enfermo y sus síntomas. Tampoco es bueno, en un intento por calmarlo, colaborar en los rituales o hacer permanentes promesas tranquilizadoras.??La educación acerca de TOC es importante para la familia. Las familias pueden aprender maneras específicas de alentar a la persona con TOC a cumplir tanto con la psicoterapia como con el tratamiento psicofarmacológico. Ciertos libros de autoayuda también pueden ser una buena fuente de información. Algunas familias buscan la asistencia de un terapeuta de familia que esté capacitado en el tema. ??La clave de la ayuda al paciente tanto por parte de la familia como de los amigos, reside en la comprensión de que se trata de actitudes que el paciente no puede evitar, que van más allá de su voluntad y que no se debe dilatar la consulta con el psicólogo o psiquiatra. ??Si se tratara de niños serán los padres los que deben detectar tempranamente el problema, a sabiendas de que aún en ellos puede haber cierto grado de ocultamiento.?

Producto disponible en Amazon.es

Deja un comentario