¿Cómo vuelvo a mi Centro, a sentirme bien?

¿Cómo vuelvo a mi Centro, a sentirme bien?
Puntúa este post

Para ti y para todos. Sé que esto es complicado, difícil, incluso raro. Sé que a muchos no os encaja porque llevamos veinte, treinta, cuarenta años pensando de una forma, pero hay que pensar de otra totalmente distinta a cómo nos educaron porque, después de todo, resulta que la única responsable de lo que nos ocurre en la Vida es NUESTRA INCONSCIENCIA.

La atención consciente, el uso de tu lóbulo prefrontal, el prestar atención a lo que ocurre a cada segundo de la Vida, es lo que permite eliminar la inconsciencia y tomar las riendas, RESPONSABILIZARNOS de lo que está sucediendo para cambiarlo.

Producto disponible en Amazon.es

Si te sientes mal estando contigo mismo, es que sientes un vacío emocional por estar con un interior que jamás se expandió. No te sientes a gusto en tu Centro, porque no habita en él un Ser pleno, sino un Ser mermado por las Represiones. Tanto te Reprimiste que saliste de ti para constituirte a través de tus posesiones, de tus bienes, de las cosas que te rodeaban, de las situaciones que podías vivir.

Salías de tu Centro sin cuidar de él, y pensabas que construirte con todo eso de ahí fuera sería la medicina para conseguir ser fuerte… cosa que no ha sucedido.

loading...

No se trata de que vuelvas a tu Centro, como si ese Centro estuviera en perfecto estado. Más bien es como si tu interior fuera un pozo oscuro, lúgubre, húmedo y lleno de insectos y bacterias, y al caer ahí por un abandono, una ruptura sentimental, un duelo, tienes que aprender a hacer fuego, iluminarlo, limpiar todos sus rincones, cambiar sus baldosas, instalar iluminación y corriente eléctrica… y cuando todo esté perfectamente acondicionado, salir de él NO POR NECESIDAD SINO POR ELECCIÓN. Es decir, visitar el mundo de fuera, salir con amigos, hacer un viaje o salir de fiesta porque lo elijas, no porque si te quedas en casa contigo a solas te subes por las paredes.

¿Cómo acondicionar ese Centro?

No te culpes: Tú no tienes la culpa de nada de lo que hiciste de forma inconsciente. Ahora sabes dónde estás y dónde no debes caer de nuevo, pero antes no lo sabías así que nada era culpa tuya. Si aún sientes tristeza, rabia, nostalgia, ansiedad son emociones negativas que generan tus patrones mentales de miedo, y la única forma de eliminar esos patrones es seguir llorando. Busca todos los días, a ser posible por la mañana, un buen rato para llorar y destilar todos esos patrones, esas emociones negativas.

Cuídate, quiérete: elimina esos patrones mentales en los que sólo estás bien si hay gente a tu alrededor, y empieza a vivir más tiempo sola, contigo misma, y menos con los demás, sobre todo si es gente que no te llena al 101%. Que tus nuevos recuerdos sobreescriban a los anteriores.

Responsabilízate de tu Vida: todos tus pensamientos son energía mental que hacen vibrar a tu Ser en una frecuencia determinada, y esa frecuencia, esa oscilación de tu energía, te conectará con energías que tengan la misma oscilación. Es decir, todas las personas, situaciones y cosas con las que conectas en la Vida están determinadas por la forma en la que piensas, mucho más que la forma en la que actúas. Puedes estar actuando de una forma determinada (Expresión), pero en realidad lo que pesa es tu comportamiento subconsciente (Represiones).

Ya sabes, atraes lo que eres no lo que quieres.

Producto disponible en Amazon.es

Si dejas de culparte por lo sucedido, eliminando el pasado como fuente de dolor o referente de placer (el pasado, para nada), si empiezas a cuidarte y quererte y tu nueva memoria elimina a la anterior, y todo lo que haces en la Vida es poner atención consciente a todo lo que ocurre, a cada segundo que pasa, dándote cuenta de que todas esas Represiones pasan a ser conscientes y, por tanto, te las puedes cargar (llorando si es preciso por reportarte malas sensaciones), si haces todo eso y sigues reflexionando por aquí con tu evolución, te aseguro que tu vibración cambiará y tu entorno dará un cambio absolutamente drástico.

Deseo que empieces a sintonizar con esas emisoras que sí son de tu agrado… para ello, empieza a dar un cambio a ese receptor que tienes y que se llama cerebro.

Producto disponible en Amazon.es

Deja un comentario